Suscriptor digital

Dina Rot, la cantante que siempre hace "lo mismo"

Música y poesía en su último compacto
(0)
19 de mayo de 2001  

"Sigo haciendo lo mismo: la canción a través del tiempo." Así, con modestia y sinceridad -totalmente despreocupada por las leyes del mercado discográfico-, se refiere Dina Rot a su último disco "Buena semana", que presentará pasado mañana, a las 19, en el Instituto de Cooperación Iberoamericana (ICI), Florida 943, acompañada por María Elena Walsh, Norma Aleandro y la musicóloga Violeta Hemsi de Gainza.

Dina Rot se está refiriendo, al decir "lo mismo", a un disco grabado aquí hace treinta años con el cancionero sefardí. Y también al que publicó, al retomar hace cinco años la grabación de un disco, con nuevos poetas cultores de esta lengua ancestral. Se trata del excelente trabajo discográfico "Una manu tumó l´otra", en la que puso música a poemas de Juan Gelman y Clarisse Nicoidsky, escritos en lengua sefardí.

-Este nuevo disco -explica Dina- es de canciones tradicionales sefardíes. Aquel otro, presentado en España con poemas contemporáneos de Gelman y Nicoidsky, tenía por marco los años del exilio, que se entremezclaban otra vez con la lengua exiliada. Allá éramos tres personas, una cantante y dos poetas de este tiempo. Ellos habían llegado a mi vida en 1996. Nuestro trabajo fue editado allá al año siguiente. Aquello me produjo el impacto de escuchar lo contemporáneo que apetecía. Pero, además, fue el encuentro con una zona vocal que no había utilizado: la cuerda grave. Era mi propia voz que estaba esperándome.

- Pero hubo algo importante antes de lo de Gelman-Nicoidsky...

-Mi fuerte había sido el romancero, el de los poetas españoles y americanos: García Lorca, Hernández, Machado, León Felipe, Alberti, Neruda, Vallejo, Mistral... a los que pusimos música Paco Ibáñez y yo. La poesía cantada es un género maravilloso, necesario en medio de tantos bodrios. Por eso compuse estas canciones, como lo había hecho con los poemas de Gelman y Nicoidsky.

- ¿Aquello fue en los años 70?

-Sí entre el 70 y el 75. En el 76 me dijeron que no cantara más. Gelman estaba prohibido y García Lorca era, por si acaso, peligroso. Entonces me instalé en Madrid.

Hablamos de lengua sefardí y ya sabemos que se trata del legado judeo-español, tras el destierro forzoso en 1492. Tal dialecto se ha conservado como testimonio de aquella unión de idiomas a lo largo del tiempo y ha llegado a nuestros días mediante la transmisión oral.

Pues bien, este nuevo disco de Dina Rot contiene catorce canciones de aquel repertorio, que ostentan los más diversos orígenes.

"El disco se llama así porque se inspira en esa expresión de buenos deseos para abordar nuestros días. Y contiene estas canciones tradicionales recogidas por sucesivas generaciones, en especial las recopiladas por investigadores de Marruecos, Turquía, Grecia, o en Jerusalén, a comienzos del siglo XX. Cada una presenta un rasgo distinto. Incluso en España misma son diferentes las de Andalucía frente a las de Avila o Toledo. Cada etnia tiene su matiz."

- ¿Qué temática abordan?

-Por cierto que la amorosa, sin descartar el dolor o el deslumbramiento o el coqueteo de todo enamorado. Es un gran abanico el que abarcan, y muestra claramente la idiosincrasia de donde fueron recogidas. A ese cancionero agrego una mía, "La mar", en la que me acompaña Fito Páez.

Dina canta con su voz actual y, como dice la canción de Fito, con "cable a tierra", es decir la voz trabajada, pero no impostada, porque es la mejor forma de transmitir lo popular. El compacto fue editado para España por Circo Beat y la distribuye Acqua Records. Sin dudas, ha de repetir allá la buena acogida que tuvo "Una manu tumó l´otra", que ya lleva dos ediciones importantes. Quizá porque lo sefardí, es decir aquella cultura judía que se extendió del 1500 al 2000, permanece en la memoria de la sangre. O porque los españoles recuerdan su actuación, en Málaga de 1998, en el Encuentro de las Tres Culturas: magrebí, sefardí y andaluza. O tal vez porque Dina rindió su homenaje al autor de La Celestina en el museo García Lorca, de Granada, durante el festejo por el quinto centenario de su nacimiento.

La dirección musical de "Buena semana" fue confiada al eximio guitarrista Esteban Morgado, a quien acompañan Damián Bolotín en violín, Facundo Guevara en percusión, Ariel Azcue en flautas y Mario Kirlis en kanun. La por ahora única presentación de Rot en la Argentina será el lunes, a las 19, en el ICI, de Florida al 900, con entrada libre.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?