Tandil recuperó su teatro

La sala municipal carecía de actividad desde hacía 30 años. Se reinauguró con el estreno de "Cuarteto"
(0)
29 de mayo de 2001  

TANDIL.- En la última década la producción teatral del interior del país viene presentando algunos signos sorpresivos. La proliferación de grupos, el establecimiento de nuevos espacios y mayores aportes oficiales a la actividad hacen posible que el teatro encuentre una vía para el desarrollo intenso.

Una de esas muestras se vio el último fin de semana en Tandil. Allí se reinauguró el Teatro Municipal del Fuerte con el estreno de "Cuarteto", obra del alemán Heiner Müller, producción de la Comedia de la Provincia de Buenos Aires, que contó con dirección de Daniel Suárez Marzal e interpretación de Cristina Banegas y Víctor Laplace.

Dos acontecimientos singulares. El primero posibilitaba recuperar un ámbito que desde hacía treinta años estaba sin uso; el segundo, dar a conocer uno de los textos más revulsivos y emblemáticos del creador alemán (fallecido en 1997), en el que propone una relectura de la novela epistolar "Relaciones peligrosas".

Si bien Tandil tiene una corta tradición teatral, en los últimos años la tarea realizada por los egresados de la carrera de teatro de la Universidad del Centro, que tiene su sede allí, fue muy fuerte. El año pasado, por ejemplo, ellos estrenaron "Eva Perón", la polémica obra de Copi que hasta ahora nunca se había dado a conocer en la Argentina. El público de la región está bastante acostumbrado a los autores contemporáneos.

Figuras destacadas

La sala que acaba de reinaugurarse ocupa un espacio particular en la historia tandilense. En el terreno funcionaba, en 1800, el denominado Fuerte Independencia. El gran espacio de tierra fue parcelado en 1860. Varias congregaciones religiosas fueron las encargadas de darle forma al lugar. En 1951 el teatro se inauguró con el nombre de Salón Parroquial, y la Acción Católica, que administraba la sala, presentaba allí a su elenco. En 1968 la sala cambió de nombre, se la denominó José Manuel Estrada. En su escenario se presentaron destacados artistas de la región y también de la Capital Federal.

A partir de ese momento la actividad de la sala comenzó a decaer. En 1971 el teatro pasó a la órbita municipal, se suspendieron las funciones, y desde entonces comenzó la lenta tarea de su recuperación edilicia

Todavía se recuerda una fallida actuación de Roberto Goyeneche, la noche de la primera reinauguración, en 1968. Goyeneche, que estaba acompañado por Baffa y Berlingeri, tuvo que suspender su actuación cuando el público en su totalidad se levantó de sus butacas ante una frase inconveniente pronunciada por el cantante: "Los caballos no comen bombones, los bombones los traigo yo". Hoy el lugar se muestra espléndido. Fue recuperado casi totalmente. Tiene capacidad para 600 espectadores. Cuenta con un escenario y una platea móvil que posibilita la utilización de un espacio alternativo. Los trabajos de reconstrucción los realizó el municipio local con la colaboración de la Subsecretaría de Cultura de la provincia de Buenos Aires, que conduce Eduardo García Caffi, por medio de técnicos de la Comedia provincial.

Una intensa lluvia caía en la ciudad en el momento de la reinauguración. Pero no amedrentó los ánimos de los tandilenses que asistieron en grupo al acto. Al típico corte de cintas se sumaron los discursos de rigor, el intendente, el secretario de Cultura y las autoridades provinciales. "La idea es recuperar para la cultura aquellos espacios que se han cerrado y que hoy se transformaron en supermercados. Tenemos que dar vuelta la historia -enfatizó García Caffi-. En la última década el comercio cultural triplicó su monto en el mundo y en la Argentina cuesta pensar a la cultura como una estrategia de país. Esto debe modificarse porque tenemos materia prima, gente culta y artistas reconocidos en todo el mundo. Hoy tenemos muchas herramientas para usar dentro de lo que es la promoción cultural y no tenemos espacios jerarquizados. Después de 30 años esta sala vuelve a abrirse con el esfuerzo de muchos y ésa es una realidad muy importante." Fue una verdadera fiesta popular a la que se sumaron el Coro de la Universidad y un conjunto de bandoneonistas.

Alguien insistió en que la lluvia era una buen augurio. Todos lo confirmaron complacientes.

La función de "Cuarteto" también estuvo colmada de espectadores que siguieron con sumo interés esa experiencia de fuerte contenido dramático. En la sala también realizará funciones "La Morocha", el espectáculo de Cristina Banegas y Edgardo Cardozo; Víctor Laplace y Néstor Romero dictarán un seminario para actores y también se ofrecerá "Rápido nocturno, aire de foxtrot", de Mauricio Kartun, interpretada por el grupo La Tercera, con dirección del tandilense Carlos Catalano.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?