Suscriptor digital

Jorge Alberto Taiana

El fallecimiento
(0)
27 de junio de 2001  

El deceso del ex ministro de Educación del tercer gobierno justicialista Jorge Alberto Taiana causó hondo pesar en medios políticos y científicos.

El prestigioso cirujano, de 90 años, falleció ayer de neumonía en una clínica de esta capital.

Fue médico personal de Eva Duarte de Perón luego de que se le diagnosticó cáncer y hasta su fallecimiento, el 26 de julio de 1952. Años después, debió cumplir el mismo papel con el entonces presidente Juan Domingo Perón, que falleció en 1974.

Formaba parte del llamado peronismo histórico y siempre fue ubicado como integrante de un selecto grupo de intelectuales que constituía un insoslayable punto de referencia dentro de esa fuerza política.

Nacido en esta capital el 16 de marzo de 1911, Taiana se graduó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en 1936, con diploma de honor.

Notable desempeño

Su desempeño profesional pronto cobró notoriedad no sólo en el país sino en el exterior. Dos años después de haber obtenido su diploma de médico, fue becado por la Universidad Libre de Bruselas para realizar estudios sobre cirugía torácica en Bélgica.

La Cruz de Alfonso El Sabio, en España, y la Legión de Honor, en Francia, fueron algunas de las distinciones con que fue reconocido internacionalmente. En 1945 obtuvo el premio Academia Argentina de Cirugía, mientras que, al año siguiente, fue fundador y el primer director del Instituto de Cirugía Torácica.

En 1952 asumió como decano de la Facultad de Medicina, donde había estudiado, y un año más tarde fue nombrado rector de la Universidad de Buenos Aires.

Taiana alternó la práctica de la medicina y la investigación con el seguimiento de los problemas de la educación, en especial los vinculados con la política universitaria.

Eso le valió ser nombrado ministro de Educación, en mayo de 1973, durante el gobierno de Héctor J. Cámpora. No obstante, permaneció en ese cargo cuando Perón ejerció su tercera presidencia y hasta agosto de 1974, cuando la jefatura del Estado era desempeñada por la viuda de aquél, María Estela Martínez de Perón.

Producido el golpe militar de 1976, en abril de ese año fue detenido y puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Así, conoció la prisión de Magdalena, sin que se le formularan cargos específicos ni se lo juzgara en el ámbito judicial. Luego fue incluido en el Acta de Responsabilidad Institucional por orden de la Junta Militar.

Puesto en libertad el 18 de septiembre de 1982, el regreso de la democracia, al año siguiente, le permitió a Taiana recibir el reconocimiento del gobierno radical.

En efecto, el entonces presidente Raúl Alfonsín no sólo lo convocó como integrante del Consejo Asesor para la Consolidación de la Democracia sino que ocupó misiones en el exterior.

Así, entre 1984 y 1989, fue embajador extraordinario y plenipotenciario en la República Federativa de Yugoslavia. Luego, desde ese último año hasta 1993, ya en el primer gobierno de Carlos Menem, desempeñó en Austria similares funciones.

Taiana era miembro honorario de varias sociedades de medicina de nuestro país. Asimismo, publicó alrededor de doscientos trabajos sobre temas de cirugía y temas sociales y orientalistas, aquí y en el exterior.

En los tiempos duros del justicialismo, cuando esta fuerza sufrió en 1983 su primera derrota electoral a manos de la Unión Cívica Radical, este hombre era asiduamente consultado por su reconocida lucidez. Eran situaciones inéditas que el peronismo debía afrontar y la sombra de la ruptura se cernía sobre sus estructuras. Su voz llamó a la cordura.

Desde hace algunos años estaba retirado de la actividad política, aunque ejercía la presidencia honoraria de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Casado con Marizul Riccitelli, Taiana fue padre de cinco hijos.

Sus restos son velados en O´Higgins 2848 y recibirán sepultura hoy, a las 15, en el cementerio de la Recoleta.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?