Suscriptor digital

Toledo busca abrir una nueva era en Perú

Recibirá la presidencia con el desafío de cicatrizar las heridas dejadas por los escándalos del gobierno de Fujimori La presencia de Chávez y Lagos generó expectativa en Lima Y la llegada del representante japonés, tensión Mañana habrá otra ceremonia en Cuzco
(0)
28 de julio de 2001  

LIMA.- Alejandro Toledo asumirá hoy la presidencia de Perú con los desafíos de sanar las llagas de un escándalo de corrupción que salpicó a todas las esferas del poder y mejorar la situación económica del país, la mitad de cuyos habitantes vive en la pobreza.

Durante su mandato de cinco años, Toledo, que prometió sacar al país de la miseria económica y moral, deberá además restablecer la confianza de los 26 millones de peruanos, castigados también anteriormente por la violencia de grupos guerrilleros.

Toledo sucederá al mandatario interino Valentín Paniagua, que reemplazó durante ocho meses al ex presidente Alberto Fujimori, destituido por el Congreso en noviembre, tras permanecer una década en el poder, luego del estallido de un escándalo de corrupción que tuvo como centro a su ahora detenido ex asesor de Inteligencia Vladimiro Montesinos.

La ceremonia de asunción contará con la presencia de 13 mandatarios latinoamericanos, representantes europeos y funcionarios internacionales. El Cholo, como se lo conoce popularmente, se preparaba ayer para prestar juramento ante el Congreso, al tiempo que daba los últimos ajustes a la colorida ceremonia prevista para mañana en la ciudadela inca de Machu Picchu, donde sacerdotes andinos entregarán una ofrenda a la tierra (Pachamama) y a las montañas (apus) para que bendigan su mandato presidencial de cinco años.

Expectativa y tensión

Se estima que al ritual andino asistirá la mayoría de los jefes de Estado que ayer comenzaron a llegar a Lima, entre ellos el presidente argentino, Fernando de la Rúa; de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; de Ecuador, Gustavo Noboa; de Panamá, Mireya Moscoso; de Paraguay, Luis González Macchi; de República Dominicana, Hipólito Mejía; de Uruguay, Jorge Battle; de Bolivia, Jorge Quiroga (confirmado ayer en el cargo tras la dimisión de Hugo Banzer debido a su enfermedad), y de Venezuela, Hugo Chávez.

Este último esperaba limar asperezas con Perú, luego de un cruce de duras acusaciones entre funcionarios de ambos gobiernos por la captura de Montesinos en Venezuela.

Otra visita que ha generado expectativas es la del presidente chileno, Ricardo Lagos, tras la suspensión de operaciones en ese país de la aerolínea filial peruana Aero Continente, debido a investigaciones por lavado de dinero. Asistirán también el príncipe Felipe de España y el canciller israelí Shimon Peres, entre otras figuras internacionales. Pero la presencia de Atsuko Toyama, representante de la delegación japonesa, es la que hasta ayer había generado mayor tensión, debido al recelo peruano por la protección que ha otorgado el gobierno de Japón al ex presidente Alberto Fujimori y al ex embajador de Perú en Tokio Víctor Aritomi, acusados de enriquecimiento ilícito.

En tanto, y tras designar un gabinete luego de días de incertidumbre, Toledo comenzó a afinar algunas medidas de corte popular, como una prometida baja de impuestos. Sin embargo, el flamante presidente adelantó que no podrá cumplir de inmediato con sus promesas de aumentos de sueldos y generación de un millón de puestos en su primer año de gestión.

Perfil

Origen: Alejandro Toledo nació el 28 de marzo de 1948 en la remota localidad andina de Cabana. Es hijo de un albañil y el octavo de 16 hermanos.

Estudios: tras ganarse la vida como lustrabotas y canillita, consiguió una beca en la universidad norteamericana de Stanford, donde cursó sus estudios de economía. Se postuló por primera vez a la presidencia peruana en 1995, y desde entonces encabezó una feroz campaña contra Fujimori.

Matrimonio: está casado con la belga Eliane Karp y tiene una hija, Chantal, aunque se lo acusa de no reconocer otra hija extramatrimonial.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?