Las empresas chicas, obligadas a pagar sueldos por cuentas bancarias

Se calcula que sólo el 40% de las compañías alcanzadas adhiere a la normativa de Trabajo
Javier Blanco
(0)
1 de septiembre de 2001  

Poco más de 1,7 millón de trabajadores comenzará a percibir la semana próxima sus haberes por cajeros automáticos, al ponerse en vigor una disposición del Ministerio de Trabajo que obliga a bancarizar el pago de salarios a las empresas que emplean a menos de 50 personas.

Esa imposición ya rige para el resto de las empresas desde hace cuatro años, y se generaliza ahora en un intento por acotar la evasión previsional e impositiva. Según cifras preliminares, alcanza así a más de 315 mil pequeñas y medianas industrias y comercios.

El sistema, resistido por los bancos debido a sus costos iniciales (cada nueva cuenta cuesta $ 1 y el retorno no está asegurado al no tratarse de masas salariales grandes) y por algunas cámaras por los trámites a los que obligó a las compañías, sería aceptado en principio por el 40% de las firmas que deberían adoptarlo, según se evaluaba anoche en el Gobierno. En el 60% restante se encuentran muchas empresas que, por la crisis, "no están en condiciones de blanquear sus números", pero lo irían haciendo de aquí en más en la medida en que se normalice la tasa de actividad y se realicen los controles pertinentes para que los más díscolos cumplan con la reglamentación.

La resolución 208 de Trabajo que generaliza la bancarización de los sueldos obliga a las empresas que no lo hacían hasta ahora a liquidar los salarios de agosto mediante cuentas abiertas en bancos a nombre de sus empleados.

De esta manera, casi 6,2 millones de asalariados pasarán a percibir sus haberes por esta vía. Y, en teoría, sólo quedan fuera de esta mecánica de pago los 450 mil autónomos independientes que no están registrados como contratados, según las cifras de la AFIP.

La norma dispone que:

  • Los empleadores deberán abonar las remuneraciones de su personal permanente y contratado en cuentas abiertas en cualquiera de las entidades habilitadas para operar en el sistema financiero, a nombre de cada trabajador.
  • Las cuentas deberán ser abiertas en entidades que tengan instalados cajeros automáticos en un radio de influencia no superior a dos kilómetros del lugar de trabajo en zonas urbanas y a 10 kilómetros en zonas rurales.
  • El BCRA recordó que las entidades no podrán cobrar cargo alguno a los empleados o empleadores que se acojan al pago de remuneraciones por cajas bancarias.
  • Los bancos deben entregar a los beneficiarios tarjetas de débito que servirán para retirar sus fondos de los cajeros, realizar compras o pagar servicios e impuestos.
  • Los empleados luego podrán optar por cambiar de banco o solicitar percibir su haber en otra cuenta o caja de ahorro que tengan abierta, para lo que deberán hacer el trámite en la oficina de personal de la empresa en que prestan servicios.
  • El depósito y las extracciones de los sueldos están exentos del impuesto a las transacciones financieras.

    En los bancos se vieron ayer febriles trámites para abrir las cajas solicitadas por varias empresas. "Sumamos unas 25 empresas. Llevo todo el día habilitando cajas", comentaron en el Banco Macro. El sistema de bancarización de remuneraciones debería completarse el mes próximo, cuando todos los jubilados y pensionados comiencen a cobrar sus haberes a través de cajeros automáticos, según lo dispuesto por la Administración Nacional de la Seguridad Social pese a la resistencia de algunos bancos.

    No va más

  • Los viejos billetes de 50 y 100 pesos, que venían siendo reemplazados por otros con un nuevo diseño, dejaron oficialmente de circular ayer, por lo que dejarán de ser aceptados en bancos y comercios, aunque no perdieron su valor. Los que cuenten con este tipo de billetes podrán canjearlos desde pasado mañana "en las sucursales del Banco Nación en todo el país y en la sede central del BCRA", en Reconquista 266, Capital Federal.
  • Consejos para los más novatos

    4: son los retiros de fondos que podrán hacer a lo largo del mes desde cajeros automáticos, sin que los bancos puedan cobrarles por esos movimientos. De esta forma, no es necesario que retire el total del importe que cobra la primera vez, de manera de no exponerse a disgustos por transitar con una suma importante de efectivo en su poder.

    Gratis: deberán entregarle una tarjeta de débito y un número de clave para que pueda operar con los cajeros. En el momento en que realice su primera transacción por máquina se le recomienda cambiar dicha clave por alguna que le sea mucho más fácil de recordar.

    Cuidados: recuerde nunca decir su número de clave a nadie y trate de que, cuando la está ingresando, nadie pueda ver los números que teclea. Si quiere evitar problemas o se siente inseguro, haga las operaciones en horario bancario, de manera que ante cualquier problema pueda reclamar que lo asesore un empleado de la entidad.

    Es bueno saber que: los bancos no están obligados a emitir resúmenes por sus movimientos de cuenta sin cargo, pero sí deben proveerle sin costo y por cajero automático el detalle de los 10 últimos movimientos que haya realizado en su cuenta.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios