Suscriptor digital

La Eulogia celebró 100 noches de peña

El escenario folklórico surgió hace 3 años
(0)
13 de septiembre de 2001  

En plena efervescencia folklórica, el 19 de marzo de 1999 nació la peña La Eulogia, que en ese momento buscaba rescatar el mismo espíritu de los reductos universitarios de Córdoba, donde estudiantes y aficionados al folklore se largaban a bailar sin prejuicios las nuevas composiciones de jóvenes interpretes del género que eran parte de un nuevo movimiento de la música nativa.

Con esa misma idea, La Eulogia se instaló en un barrio tanguero como San Telmo, en Chacabuco 1072, (lo que era Megafón y ahora es La Morada) y resistió los embates económicos y la proliferación de reductos similares, siempre ofreciendo otras alternativas folklóricas. Durante estas tres temporadas la peña se transformó en un lugar de encuentro para músicos, poetas, nuevos compositores y referentes del género (los padrinos son Jaime Torres y Teresa Parodi).

El viernes último, La Eulogia cumplió sus 100 noches de peñas y lo festejó con más de 500 personas que abarrotaron el lugar para bailar con el dj telúrico o escuchar a otros folkloristas hasta las seis de la mañana. "Nació a raíz de la necesidad de músicos y artistas que buscamos un espacio para tocar, como una alternativa de lo que no se ve en los grandes festivales. Y a eso se sumaron gente de la talla de Tomás Lipán, Melania Pérez o Alfredo Abalos y otros artistas que sintieron la necesidad de ocupar ese espacio como los bailarines y el mismo público porteño que no sabía bailar y se contagió del baile. Es una de las pocas que se mantiene dentro de este estilo más alternativo y con un público joven y queremos continuarlo mucho tiempo más, porque la gente ya se apropió del lugar", dice María de los Angeles Ledesma, una de las impulsoras de la peña La Eulogia, junto al grupo Cosecha de Agosto y los integrantes del grupo El Tierral.

En el festejo estuvieron presentes sobre el escenario muchos de los que pasaron durante estas 100 peñas: Santaires, Laura Albarracín, Claudio Sosa, Susana Escribano y los anfitriones, más otros amigos que se sumaron al escenario para cantar dos o tres coplas como aporte a ese espacio de diferentes expresiones de todo el país.

Los impulsores prometen continuarán en esa misma línea. Durante los viernes de septiembre se presentarán el trío de Lilian Saba, (piano) Sami Mielgo (guitarra) y Quique Condomí (violín), y Verónica Condomí como invitada,(el 14), Lorena Astudillo, (el 21), Ensamble 2 con Adriana Lúbiz y Marcelo Meza (charango y guitarra) el 28, y Nacha Roldán, el 5 de octubre.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?