El trabajo en negro supera el 50% en el territorio bonaerense

El desempleo es mayor del 17,8%
Pablo Morosi
(0)
24 de septiembre de 2001  

LA PLATA.- En el interior de la provincia de Buenos Aires, más de la mitad de los empleados trabaja "en negro", la subocupación alcanza al 40% de la población económicamente activa (PEA) y los niveles de desempleo sobrepasan el promedio provincial (de 17,8%) medido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Los datos surgen de un trabajo de campo realizado por el Instituto de Estudios Fiscales y Económicos (IEFE) con la intención de "profundizar el conocimiento de la realidad ocupacional" que complementó los cuatro distritos bonaerenses usualmente medidos por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) con otros cuatro del interior provincial.

Con la misma metodología utilizada por el Indec, el estudio del IEFE efectuó mediciones en Necochea, San Nicolás, Junín y Tandil. Luego cotejó sus resultados con los obtenidos por el organismo oficial en Mar del Plata, Gran La Plata, Bahía Blanca y en el conurbano. Después, sacó conclusiones.

Uno de los datos más llamativos es que los ingresos per cápita en los distritos sobre los que se realizó el estudio son un 22,1% más bajos que en el conjunto de los grandes aglomerados encuestados por el Indec.

En promedio, los hogares del interior de la provincia tienen ingresos de $ 180,9 mensuales ($ 6 por día en promedio), según el IEFE. En los puntos relevados por la encuesta oficial, las familias declararon ingresos medios de $ 232,3 ($ 7,40 por día).

"Sumando la población desocupada y la subocupada, se obtiene una tasa alarmante de la población con problemas ocupacionales abiertos que supera el 35 por ciento", aseguran los especialistas.

Como ejemplo señalan que cada 1000 habitantes, 390 tienen problemas ocupacionales en San Nicolás (39%) y 378 en Mar del Plata (37,8%). "Es de notar lo grave de la situación en la provincia de Buenos Aires, donde sólo Junín presenta valores inferiores al promedio del total de aglomerados urbanos del país (31,3%)", destaca el informe.

Respecto de la calidad del empleo, el trabajo sostiene que más del 50% de los trabajadores no está registrado: trabajan en negro porque no se le realizan los aportes.

Este porcentaje es superior al registrado en el Gran Buenos Aires, donde el fenómeno supera el 40 por ciento, según los últimos datos aportados por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

En su mayoría, los puestos de trabajo "no cumplen la legislación laboral vigente, evaden las contribuciones a los seguros, a las jubilaciones y a los impuestos en general" se indica. Además, "se trata de empleos menos estables, con ingresos bajos, con reducida representación sindical y pocas posibilidades de capacitación". Otro dato relevante que salta del informe es que un 40,8 por ciento de las personas que tiene empleo trabaja más de 45 horas por semana (sobreocupados), mientras que un 35,3% tiene una ocupación de menos de 35 horas semanales (subocupados).

La tasa de desocupación es, en los cuatro aglomerados encuestados por el IEFE, mayor que la correspondiente al promedio de los aglomerados de la provincia relevados por la EPH (17,8%) así como el promedio nacional (16,4%) y del resto de los aglomerados del interior del país (15,4 por ciento).

"Es singularmente grave la situación de San Nicolás, ciudad industrial que fue creciendo junto al auge de Somisa y que con su privatización y posterior reestructuración de personal produjo un verdadero caos ocupacional, que al incluir a los subocupados alcanza a casi el 40 por ciento de la PEA", se explica en el informe. En tanto, las dos ciudades con menor tasa de desocupación abierta de la provincia, Bahía Blanca y La Plata, presentan guarismos por encima del promedio del total de centros urbanos relevados del país.

Ocupación anterior

El trabajo también indaga sobre el tipo de ocupación que tenían las personas actualmente desempleadas y de allí surge lo siguiente:

  • Uno de cada tres desocupados tenía un empleo permanente, situación que se agrava para el caso de Tandil (46,2%).
  • Poco más del 40% de los desocupados hacía "changas".
  • Un 22% de los desocupados tenía un trabajo temporario.
  • Sólo un 2,2 por ciento de los desocupados actuales participaba en planes ocupacionales.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?