Arnaldo Martinenghi

El sepelio
(0)
28 de septiembre de 2001  

A los 74 años, falleció anteayer, en esta ciudad, Arnaldo Martinenghi, empresario, criador y propietario de caballos de carrera de fuertes vínculos con el ex presidente Carlos Menem, a quien ayudó económicamente durante la primera campaña proselitista de 1989, aunque pocos años después confesó haber perdido 200 millones de pesos y haber quedado en la ruina.

Aunque siempre se confesó "apolítico", mantuvo durante muchos años un gran lazo de amistad con Menem, a quien alojó en varias oportunidades en su imponente residencia El Poseidón, en Punta del Este.

También confesó en un reportaje publicado por el diario La Prensa, en 1995, que estaba "en la ruina" y que esperaba poder cobrar varias deudas y ganar juicios al Estado.

Este hombre de negocios no dudó en justificar por aquellos tiempos los motivos por los cuales había apoyado económicamente a Menem: "Cuando nos conocimos teníamos las mismas inquietudes hacia el país y eso me motivó a ayudarlo. Me gustaba porque lo veía tan honrado con sus convicciones como yo lo soy con las mías".

Por esas razones también comentó que había contratado a una agencia publicitaria para que diseñara la imagen de Menem para su campaña y le prestó un avión ("mi famoso Merlín") para que recorriera el país.

En el último año del gobierno menemista Martinenghi volvió a dar una clara prueba de su amistad con el entonces presidente.

Ofició de anfitrión del asilado ex militar golpista paraguayo Lino Oviedo en su Haras La Madrugada, donde tenía 200 caballos de carrera, en la localidad bonaerense de Chenaut, a unos 120 kilómetros al norte de la Capital Federal. El ex jefe del Ejército de esa nación, junto con su familia, se había fugado de Paraguay en marzo de 1999 tras intentar desestabilizar el poder político.

Paralelamente a su amistad con Menem, Martinenghi desarrolló diversos emprendimientos económicos. Fue propietario de la empresa Hierromat, una de las más importantes del país; de los Astilleros Alianza y de una franquicia en Uruguay de pizzerías Pizza Cero.

Considerado uno de los más destacados criadores y propietarios de caballos de carrera de los últimos 20 años, además del Haras La Madrugada, fue el dueño del stud Tori y socio del Círculo de Propietarios de Caballerizas y de Criadores Argentinos del Sangre Pura de Carrera.

En ese rubro, ganó dos veces los grandes premios Pellegrini y Nacional, las máximas carreras, entre otras conquistas. Sus mejores caballos fueron Potrillazo, Potrillón, Potri Pé, Potrizaris y Potridee. Vendió ejemplares a Arabia Saudita y se asoció en la propiedad de otros con su amigo Menem.

En los albores del menemismo, cuando las privatizaciones estaban a la orden del día, Martinenghi llegó a presentarse sin suerte en la licitación para administrar el Hipódromo de Palermo. Sus restos fueron inhumados ayer por la mañana en el cementerio de la Chacarita.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios