Hockey: ellos también rugen y brillan en el Mundial junior

(0)
18 de octubre de 2001  

El hockey sobre césped argentino parece que nunca va a despertarse del magnífico sueño de estar entre los mejores del mundo. Este año, el seleccionado junior femenino fue subcampeón mundial, el mayor obtuvo el Champions Trophy, los varones ganaron el Premundial y el junior masculino (sub 21) ya está en la semifinales de la 7a Copa del Mundo que se juega en Hobart, Australia. Un hecho histórico, ya que ningún seleccionado masculino de hockey de la Argentina alcanzó jamás esa instancia en un Mundial o Juego Olímpico. Lo mejor había sido el quinto puesto del junior en Malasia en 1989.

Mañana, la Argentina se medirá con Inglaterra en busca de la victoria que le permita jugar el domingo la final. Pero, más allá del éxito deportivo, los Leoncitos (en alusión a sus similares de la rama femenina) se convirtieron en las estrellas del torneo .

"Somos un poco los principitos del campeonato", aclaró el director técnico, Alejandro Verga, en conversación telefónica con LA NACION desde la habitación 113 del Hobart Mid City Hotel. "Les caímos simpáticos. Lo que más les gusta es que tenemos un juego ofensivo y vistoso. Además, aquí les llama la atención nuestra forma de festejar los goles. En los diarios salen muchas fotos de los chicos", comentó el técnico.

Todo este éxito está cimentado en los buenos resultados deportivos. Hasta ahora jugaron seis partidos. Le ganaron a Malasia (5-0), a Nueva Zelanda (3-0), a Holanda (3-2) y a Australia (2-1); empataron con la India (2-2) y cayeron, en el debut, ante Alemania, uno de los mejores equipos del torneo (2-1). Se dieron el lujo de eliminar al último campeón del mundo, Australia, con un gol de Juan Garreta de córner corto cuando quedaban sólo 18 segundos de juego en el último encuentro de la segunda rueda.

"Parece una frase hecha, pero la estrella es el equipo. No hay uno que se destaque más. No tenemos ese jugador que si nos lo marcan bien nos matan. Todos se destacan en algo", aclaró Verga.

En este grupo hay algunos integrantes del seleccionado mayor. Rodrigo Vila y Marco Riccardi participaron de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y, junto con Matías Paredes, formaron parte del plantel que ganó el Premundial en Escocia. Pero a pesar de la experiencia, no dejan de vivir este Mundial con ese espíritu ambiguo que tienen los torneos de esta categoría, en los que el aspecto lúdico del deporte convive con la práctica de alto rendimiento.

"Yo creo -razona el DT- que no son del todo conscientes de lo que están logrando. No lo viven como algo histórico, pero tienen en claro que quieren salir campeones."

Luego de la victoria ante los locales, que les aseguró el lugar entre los cuatro mejores del torneo, los Leoncitos tuvieron su primer día libre y, dentro de la poca oferta de diversión que ofrece Hobart, cambiaron la clásica vuelta por el centro o las horas frente a la pantalla de la computadora para navegar por Internet para ir a a bailar salsa en un local que tiene un argentino en esa ciudad australiana.

Hoy los espera un poco de trabajo físico por la mañana, la siesta y luego las charlas técnicas, acompañadas de videos para estudiar a Inglaterra.

Lo conseguido hasta ahora ya es muy bueno, pero la comodidad con la que lo lograron permite sostener la gran ilusión un tiempo más. Llegaron a Australia en una férrea lucha con la falta de apoyo económico; lo superaron con buen juego y espíritu de equipo porque ellos, ahora, también rugen.

Mañana, la semifinal con Inglaterra

"Inglaterra es un rival súper ganable -dijo, convicentemente, el técnico argentino Alejandro Verga-; se defiende bien y tiene un contraataque riesgoso, pero nosotros también somos muy buenos y crecimos mucho a lo largo del torneo."

El paso que le falta a los Leoncitos para asegurarse una medalla es vencer a los ingleses, mañana, desde las 6 de nuestro país, en el Tasmanian Hockey Centre de Hobart. Nuetsro país llegó a esta etapa al ganar el Grupo F, mientras que el adversario finalizó segundo del Grupo E.

Previamente, en la otra semifinal, se cruzarán Alemania, primero del Grupo E, con la India, segundo del Grupo F.

Los ganadores se medirán en la final del torneo el próximo domingo, a la 1 de la Argentina, y los perdedores, por la medalla de bronce.

Los Leoncitos están entre los cuatro mejores del mundo, pero quieren más.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?