Suscriptor digital

Investigan a Dalesio de Viola y a su marido

El fiscal impulsó la denuncia de la OA
(0)
25 de octubre de 2001  

La ex interventora en el Banco Hipotecario Nacional (BHN) Adelina Dalesio de Viola y su marido y ex funcionario de la Presidencia durante el gobierno menemista, Carlos Viola, serán investigados por enriquecimiento ilícito y por haber omitido consignar datos en sus declaraciones juradas de bienes.

El fiscal federal Carlos Cearras impulsó ayer la denuncia que presentó la Oficina Anticorrupción (OA) la semana última y pidió al juez federal Jorge Ballestero 16 medidas de prueba para avanzar en la investigación, confirmaron a LA NACION fuentes judiciales.

Cearras solicitó, entre otras medidas, que se libren oficios a los registros de la Propiedad Inmueble y del Automotor, a varios bancos y a empresas emisoras tarjetas de crédito.

Según la denuncia de la OA, firmada por su titular, José Massoni, entre el año 1996 y 1997 el patrimonio de Viola "se incrementó en un 600 por ciento, aparentemente producto de unas ganancias exentas (...), que al año siguiente se incrementó en un 10 por ciento y del año 1998 a 1999 en un 30 por ciento aproximadamente".

Sospechas

El escrito menciona que "llama la atención" la compra e inmediatamente posterior venta, en un mismo día, de una motocicleta "que no fue denunciada" y la omisión de un inmueble en Barrio Norte adquirido en 1997.

En la declaración de ganancias de 1998, agrega el escrito, Viola "denuncia poseer 2000 acciones de la sociedad Bs. As. Underwater World SA, que, conforme surge del acto constitutivo, ingresaron en su patrimonio en el año 1995. Cabe agregar también que nunca ha presentado balances ante la Inspección General de Justicia".

También sorprendió a los investigadores de la OA que "en el año 1997 Dalesio de Viola haya denunciado ganancias exentas por la suma de $ 432.875" y no haya respondido la nota en la que el organismo la intimó a hacer su descargo.

La denuncia contra Viola, que fue subsecretario de Acción de Gobierno desde agosto de 1996 hasta diciembre de 1999, y contra su mujer se presentó luego de cotejar las declaraciones juradas de ambos e intimar al ex funcionario a que justificara un supuesto incremento patrimonial injustificado, según dijeron fuentes de la OA.

Ambos ex funcionarios habían omitido denunciar algunos bienes y sus gastos no se ajustaban a sus ingresos, indicaron las mismas fuentes.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?