"Hombre mirando al Sudeste" habría sido plagiada en EE.UU.

Eliseo Subiela dice que el film "K-Pax" es una copia de su obra
(0)
3 de noviembre de 2001  

A partir de lo que califica como "llamativas coincidencias argumentales" entre su película "Hombre mirando al Sudeste", y "K-Pax", film del inglés Iain Softley recientemente estrenado en los Estados Unidos, el director Eliseo Subiela recurrió a abogados norteamericanos y considera la posibilidad de "plantear una demanda por plagio", según dijo a LA NACION. "Obviamente aún no vi "K-Pax". Pero de entrada hay similitudes: es la historia de un hombre (que llega a un manicomio diciendo que viene de otro planeta) y de un psiquiatra que trata de desenmascararlo", puntualizó Subiela.

El largometraje de Softley, protagonizado por Kevin Spacey y Jeff Bridges, es una adaptación de una novela de Gene Brewer publicada en 1995. La historia transcurre en Nueva York y el actor de "Belleza americana" encarna a un paciente de un hospital psiquiátrico que se hace llamar Prot y afirma haber llegado desde el lejano planeta K-Pax. La relación con este extraño individuo produce grandes cambios en la vida del doctor Mark Powell, el personaje recreado por Bridges.

Ocho años antes de aquella novela, Eliseo Subiela estrenó en la Argentina la multipremiada y taquillera "Hombre mirando al Sudeste", con Hugo Soto en el papel de Rantés, el enigmático paciente que dice ser extraterrestre, y Lorenzo Quinteros en el rol del médico que intenta desentrañar el misterioso comportamiento de su paciente.

Subiela, también autor del guión de su segundo film -antes había realizado "La conquista del paraíso"-, comentó que tuvo "los primeros indicios sobre las coincidencias" (con "Hombre...") varios meses antes del estreno de "K-Pax". "Fue a través de amigos que comenzaban a tener noticias de esa película en los Estados Unidos, y me escribían pensando que yo había vendido los derechos de mi film y que "K-pax" era una remake", señaló el director, agregando que ahora "hay abogados norteamericanos trabajando en el caso".

-¿Estás en condiciones de afirmar que se trata de un plagio?

-Por la información que tengo, por las opiniones de los abogados y de críticos de diversos medios norteamericanos (ver recuadro), es evidente que se trata de un flagrante plagio que comienza en la novela del mismo nombre en la que se basa el film, escrita en 1995. "Hombre mirando al Sudeste" ("Man Facing Southeast") fue exitosamente estrenada en los Estados Unidos a mediados de los 80 y es desde entonces una especie de "película de culto", sobre todo en círculos universitarios. Fue usada en San Francisco por Alcohólicos Anónimos para trabajar con pacientes, ejemplificando en el personaje del psiquiatra el comportamiento de un ser humano que llena con alcohol un gran vacío afectivo. Es sin duda la película argentina más popular en los Estados Unidos y aún hoy puede conseguirse en los videoclubes de ese país.

-Hace tiempo comentaste que habían surgido propuestas para hacer una remake.

-Hubo varios intentos de realizar una versión norteamericana del film, pero nunca llegaron a concretarse. Y en 1993 fue parcialmente plagiado por "Mr. Jones", una film de Mike Figgis. La secuencia del paciente psiquiátrico que durante un concierto se apropia de la batuta del director de orquesta fue calificada por el protagonista de ese film, Richard Gere (en un reportaje de Televisión Española), como "un homenaje a una película argentina llamada "Hombre mirando al Sudeste"".

-¿Cuál fue tu actitud entonces?

-Era un caso más complejo. En primer lugar, el plagio era parcial. Por otro lado, yo admiraba a Mike Figgis y finalmente pensé que algún día me iba a encontrar con Richard Gere, actor que me gusta mucho, y le iba a decir: "Ricardito: me debés unos mangos. Descontámelos del cachet que me cobrarías por trabajar conmigo en una película". Sigo pensando que ese encuentro algún día va a producirse.

-¿Esta vez vas a iniciar una demanda judicial?

-Este tema recién empieza. La conclusión de los abogados fue que hay suficientes elementos para entablar una demanda judicial por plagio.

-¿Te sorprendió esta situación?

-La primera vez, con "Mr. Jones", estaba sorprendido. Pero esta vez estoy indignado, porque lo de "K-Pax" me parece muy grosero.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios