Luis Rubén Di Palma perdió la vida en un accidente aéreo

Solo, piloteaba su helicóptero, que se vino abajo en un campo de Carlos Tejedor. Varias generaciones de hinchas vibraron con sus hazañas y sus ocurrencias
(0)
1 de octubre de 2000  

Al estrellarse el helicóptero que piloteaba, en la cercanías de la localidad bonaerense de Carlos Tejedor, perdió la vida el piloto Rubén Luis Di Palma, de 55 años. El múltiple campeón del automovilismo argentino regresaba a Arrecifes -su lugar de residencia- luego de presenciar en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa, la actuación de su hijo Marcos en la prueba de clasificación de la categoría Top Race, en la que terminó en el primer lugar.

// // //

Fuentes de la comisaría de Carlos Tejedor y de los bomberos voluntarios de dicha localidad informaron que el accidente se produjo alrededor de las 17.25, en la estancia 10 de Noviembre, perteneciente a la familia Lafuente. En principio, ni la policía ni los bomberos confirmaron que la identidad de la persona fallecida correspondía a Luis Rubén Di Palma, pero aseguraron que en el lugar del siniestro se encontraron documentos a nombre del piloto.

Al llegar al lugar del accidente, los policías de Carlos Tejedor descubrieron la aeronave, un Robinson R- 44 de cuatro plazas, azul, matrícula LV WIF, destruido y el cuerpo de la víctima. De acuerdo con los informantes, Ariel Gallego, un puestero del mencionado establecimiento rural, fue quien llamó por teléfono a la seccional de la localidad bonaerense (a las 17.25) y avisó que se había caído e incendiado un helicóptero en el campo.

Anoche, minutos después de las 19, el titular de la dependencia policial de Carlos Tejedor se comunicó con la comisaría de Arrecifes para que buscasen a algún familiar de Di Palma con el fin de que reconociera el cadáver. Y fue José Luis, uno de sus hijos, el que confirmó que la matrícula y el número de documento hallados eran de su padre, que por la mañana había partido desde el hangar privado de la familia. El otro dato concreto es que Di Palma viajaba solo.

El lugar del accidente está situado a 35 kilómetros al oeste de Carlos Tejedor. Para llegar hasta allí hay que seguir 15 kilómetros por una ruta asfaltada y los 25 kilómetros restantes, por un camino vecinal, de tierra. Según los agentes, el helicóptero se estrelló a pocos metros del camino. La zona fue vallada y, anoche, un grupo de peritos trabajaba en la remoción de los restos de la aeronave (la intensa lluvia hacía bastante dificultosa la tarea), al tiempo que el cadáver de la víctima era trasladado al hospital de Carlos Tejedor con el fin de efectuar la autopsia.

En principio, la causa judicial recayó en la doctora María Cristina Ciccacci, fiscal penal de turno del Departamento Judicial de Trenque Lauquen; pero por tratarse de un accidente aéreo, el caso pasó al juzgado federal de Junín.

A horas de la tragedia, personal de la Fuerza Aérea le consignó a la agencia DyN que Di Palma no mantuvo comunicaciones durante el vuelo con las torres de control aéreo luego de despegar. El único contacto desde el helicóptero Robinson R-44 fue ayer por la mañana y se recibió en el aeroclub de Junín, a las 10.30, tras haber partido de Arrecifes, pero después no se produjeron más llamadas. La aeronave aterrizó en el autódromo de Santa Rosa y no en el aeródromo de esa ciudad, sin hacer contacto con la torre de control. Los voceros de la Fuerza Aérea agregaron que la nave había partido de regreso desde el circuito pampeano, a las 17, y tampoco se comunicó con la torre.

Luchó para ser intendente

Luis Rubén Di Palma nunca ocultó su simpatía por el peronismo. En mayo de 1999, el piloto se postuló como precandidato a intendente de Arrecifes por el justicialismo, pero en las internas perdió por poca diferencia de votos con Alberto Maggi.

Di Palma había recibido el apoyo del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Eduardo Duhalde, y del dirigente arrecifeño Daniel Bolinaga.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?