Prisa quiere organizar recitales en la Argentina

El grupo español negocia la compra de la firma Pop Art
Alfredo Sainz
(0)
16 de noviembre de 2001  

El grupo español Prisa se prepara para ingresar en el negocio de la producción espectáculos musicales y edición de discos en la Argentina. Gran Vía Musical, una división del holding europeo dueño del diario El País, está negociando la compra de una porción del paquete accionario de la firma argentina Pop Art.

La empresa local nació hace cuatro años, cuando el productor de espectáculos Roberto Costa dejó su puesto de presidente de la división Rock & Pop Internacional para embarcarse en el proyecto de su propia empresa. Costa se fue cuando el grupo mexicano CIE se convirtió en accionista mayoritario de la empresa que había fundado Daniel Grinbank.

Pop Art debutó compitiendo contra la empresa de sus ex patrones en la organización de recitales de rock y en los últimos dos años empezó a diversificar sus negocios.

Pop Art factura hoy US$ 3 millones anuales y tiene una división que se dedica al manejo de la carrera de artistas (Pop Art Management) y dos sellos discográficos: Tocka Discos y Pop Art Records, que editan, principalmente, a grupos de rock como los Ratones Paranoicos, A Tirador Laser, Babasónicos, Celeste Carballo y Turf.

Además, la empresa debutará en los primeros días del mes próximo en el mercado de venta de discos, con la apertura de un local en el Abasto Shopping, con la marca Soy Rock.

Con este último proyecto, Pop Art intenta quedarse con al menos una parte del negocio que puede llegar a dejar vacante Musimundo, que se presentó en convocatoria de acreedores hace un par de meses.

Sin embargo, Soy Rock no apunta a convertirse en una disquería masiva, sino a especializarse en el segmento de música juvenil. Si el proyecto de Abasto funciona, en la empresa no descartan sumar nuevas sucursales en otros shoppings centers y en locales a la calle.

Para todos los gustos

Para Prisa, la eventual compra de Pop Art no significaría su debut en el mercado argentino, ya que en la actualidad ya operan en esta plaza otras dos divisiones del grupo español.

Una es la editorial Santillana, que es dueña de varios sellos, como Aguilar, Alfaguara y Taurus.

La otra inversión que tiene Prisa en la Argentina es la cadena de librerías Fausto, que fue adquirida por el grupo español hace un año y medio.

En España, todos los negocios ligados con la música del grupo están concentrados en su división Gran Vía Musical, que se dedica a la producción de recitales y distintos espectáculos, edición y distribución de discos y la organización de giras de artistas. Entre todos sus proyectos, Gran Vía Musical facturó US$ 20,5 millones en el último año.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?