Armando y Kordasz, dos historias y mucha nostalgia

Uno es norteamericano e hijo de mendocinos; el otro emigró a Francia, pero quiere volver
(0)
18 de noviembre de 2001  

Como cualquier challenger, la Copa Ericsson es un torneo que sirve de trampolín para los jugadores que buscan meterse entre los 100 mejores y para que empiecen a ser conocidos por el público. Este año, Buenos Aires vio en acción a Hugo Armando y Cristian Kordasz , dos tenistas cercanos a la Legión Argentina, más allá de que el primero nació en Miami, y de que el otro vive desde hace cinco años en Francia.

  • De Mendoza a Miami. Armando, de 23 años y N° 128 del Sistema de Acceso, tiene pasaporte norteamericano, pero se siente argentino. Es uno de los hijos de Elena y de Hugo, un ex futbolista de Independiente Rivadavia, de Mendoza. "¿Cómo jugaba? Los que lo vieron dicen que era bueno... Cuando era joven estuvo en la Liga de fútbol de los Estados Unidos, en el equipo de Cincinnati; incluso, jugó contra el Cosmos de Pelé", cuenta Hugo (h.).
  • El padre de Armando regresó para casarse con Elena en Mendoza, la tierra de ambos, y luego partieron a Miami, donde nació Hugo, el 27 de mayo de 1978. Tres años después, la familia volvió y se asoció al Mendoza Tennis Club, donde el pequeño practicaba fútbol de salón, aunque pronto encontró una pasión en las raquetas. Luego surgió una beca de entrenamiento en la academia de Nick Bollettieri, en Miami, y la familia viajó a Bradenton. Era el momento de tomar el tenis en serio.

    Los comienzos como profesional fueron difíciles, porque Armando decidió no pedirle ayuda económica a nadie. No obstante, siguió luchando. Entrenado por su padre, logró su mejor victoria este año, en Kitzbuhel (Austria), sobre el ruso Yevgeny Kafelnikov, por 6-1 y 6-1. Tiene tres títulos en challengers y ahora quiere entrar directamente en el Abierto de Australia.

    Vive en Estados Unidos, pero cuando puede vuelve a Mendoza. Sobre la Argentina, comenta: "No estoy demasiado tiempo acá, pero sé que hay mucha inseguridad y que la situación económica no es buena". Acompañado por su novia, Michelle, este fanático de River y de Independiente Rivadavia, destaca: "Me siento un argentino más. Somos una familia unida, seguimos tomando mate y cenamos a la noche, tarde, como se acostumbra aquí".

  • De Buenos Aires a Orléans. Kordasz, un diestro de 23 años, de 1,93 m Nació en Zárate, vivió en Necochea, donde empezó a jugar al tenis, a los 8 años, de la mano de su padre y ahora coach, Miguel, en el Club del Valle y en Huracán, y luego vino a Buenos Aires. Cuando tenía 18 años emigró a Francia, en busca de un futuro para su carrera. "Tenía un amigo allá y no lo dudé; entonces era muy difícil jugar en la Argentina."
  • Se radicó durante tres años en Orléans, la histórica ciudad de Juana de Arco. "Es un sitio bonito, muy cerca de París, y eso facilita todo. No sólo encontré un lugar en los interclubes; también empecé mi carrera, en 1999." En los courts, Kordasz juega a palo y palo : "Es cierto, uso mucho la potencia. Soy ofensivo. Aprovecho mi altura para presionar con el saque y trato de no especular".

    Kordasz también opina del país: "En los diarios de allá aparecen el fútbol, algún tenista que ande bien, algo de rugby y, sobre todo, la deuda externa y la corrupción". Pese a todo, quiere volver. "Extraño mucho: mi familia, los asados con mis amigos, el mate... En Francia estoy cómodo, pero no podría vivir definitivamente". Con acento francés y aire nostálgico, admite: "Yo sé que la Argentina es mi lugar".

    Armando y Kordasz, dos historias. Dos caras ahora más conocidas.

    En busca de la definición

    Anoche, en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, se disputaban las semifinales de la Copa Ericsson (US$ 75.000) con los partidos entre Agustín Calleri (4° preclasificado) y Gastón Etlis, y David Nalbandian (1° y reciente ganador en Montevideo) v. Flavio Saretta (Brasil, 6°).

    La final se disputará hoy, desde las 16, y a continuación, se hará la definición del dobles, con Browne-Hirigoyen v. Etlis-Rodríguez.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?