Suscriptor digital

Menem comenzará hoy a reconstruir su poder en el PJ

Reasumirá como presidente del partido
(0)
28 de noviembre de 2001  

Carlos Menem se preparaba anoche, en su departamento de Martínez, para regresar hoy a la conducción del peronismo: intentaba, con decenas de llamadas telefónicas, obtener apoyos que sabe que ya no tiene. Sólo le importa volver a ocupar su lugar, aunque eso no signifique que sea reconocido como jefe del PJ.

El ex presidente cree que con la decisión de reasumir como jefe del PJ alcanza para su vuelta a la política, después de que Eduardo Duhalde intentó acotar su función como jefe del partido mientras él estaba preso.

La idea de retomar las riendas del PJ -que sus íntimos definen como el regreso al trono- nació en la quinta de Don Torcuato, donde el ex presidente estuvo preso casi seis meses.

Apenas fue liberado, Menem encargó a sus operadores políticos que prepararan, lo antes posible, una reunión en el partido, mientras él lanzaba su la candidatura presidencial para 2003 en La Rioja.

El gobernador de La Pampa, Rubén Marín, que estuvo a cargo de la presidencia del partido mientras Menem permanecía detenido, le devolverá simbólicamente la conducción del PJ en la reunión del plenario del consejo nacional que se hará hoy, a las 16, en la sede partidaria.

El regreso de Menem se produce en medio de la debilidad interna: no cuenta con el apoyo de los catorce gobernadores del PJ ni con un fuerte aval en los bloques legislativos.

Carlos Ruckauf, José Manuel de la Sota y Carlos Reutemann, gobernadores de las "provincias grandes" y candidatos presidenciales para 2003, decidieron no asistir para no avalar los planes de Menem, que coinciden con los de ellos tres. El ex presidente sabe que esas ausencias restarán peso a su reasunción en el PJ.

Y pese a que anoche le advertían que la reunión podía ser interpretada como un fracaso, él repasaba en soledad los detalles del discurso que dará minutos después de reasumir.

Tampoco estarán hoy otros gobernadores del PJ, como Néstor Kirchner (Santa Cruz), archirrival de Menem; Arturo Juárez (Santiago del Estero) y Eduardo Fellner (Jujuy), entre otros. Juan Carlos Romero (Salta), Carlos Rovira (Misiones), Adolfo Rodríguez Saa (San Luis), Julio Miranda (Tucumán), Gildo Insfrán (Formosa) y Carlos Manfredotti (Tierra del Fuego) decidieron anoche asistir al encuentro (al menos, un grupo) sólo para mantener su postura en favor de la unidad, con la aclaración de que su presencia no significará un apoyo a la candidatura para 2003 de Menem. Estos gobernadores pertenecen al Frente Federal, que pretende presentar una fórmula presidencial propia y consolidarse como polo de poder en el PJ.

Romero confirmó a LA NACION que él y algunos de sus pares creían que era mejor "ir a la reunión y no quedar atrapados en la pelea Menem-Duhalde". Rodríguez Saa contó a LA NACION que lo único que faltaba para confirmar la presencia de por lo menos cinco de ellos dependía "de una garantía" de que hoy no se discutirá la pelea presidencial de 2003.

Evitar una ruptura

La decisión terminará de tomar forma hoy, a las 14, en una cumbre de los catorce gobernadores del PJ, que se hará en el CFI, en la que se analizará la relación con el Gobierno y además se hablará del tema Menem.

Para evitar una ruptura del peronismo, que entró en una erupción repentina con la liberación del ex presidente, algunos dirigentes, como el senador Eduardo Bauzá y el senador electo y candidato a presidente presidencial del Senado Ramón Puerta, intentaban acordar con los menemistas que no prosperara la idea de redactar un documento contra los ausentes y contra los intentos duhaldistas para desplazar a Menem.

"Queremos neutralizar cualquier intento de ruptura porque eso no le hace bien al peronismo. Menem debe reasumir en el peronismo en la mayor tranquilidad posible", dijo ayer a LA NACION Puerta. Según confió una fuente allegada a Menem, esa idea ya estaría descartada.

Menem sólo haría, según la fuente, un discurso político en el que embestiría contra el Gobierno, "el desprestigio internacional del país", "el desmanejo que existe de la situación social" y haría otro fuerte reclamo al Presidente: le pedirá firmeza.

Dos horas antes de que el ex presidente reasuma en el PJ, su eterno rival, Duhalde encabezará una reunión con delegados del congreso nacional del partido y buscará hacer una demostración de fuerza.

De la Sota, Reutemann y Ruckauf esperarán los resultados de la reaparición de hoy para mover sus fichas.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?