Muy lejos de un arreglo

El problema de los jugadores aún no tiene solución
(0)
5 de octubre de 2000  

La muestra de repudio que los jugadores efectuaron anteayer contra la Federación Metropolitana en la puerta del gimnasio Héctor Etchart es el detonante de una larga historia, que aún no tiene salida para el voleibol nacional.

El problema radica en diferencias de criterios entre dicha entidad y la Federación Argentina (FAV) en el sistema de clasificación de los clubes para disputar la Liga Argentina de clubes, organizada por la FAV. En síntesis, el conflicto es la lucha entre las dos federaciones.

Sólo para la próxima semana está prevista una reunión en la FAV con los máximos dirigentes de los clubes para tratar de llegar a un acuerdo, que según se supo será muy difícil de alcanzar.

Lo que exige la Federación Metropolitana es que los ocho primeros equipos de su torneo se clasifiquen directamente para la Liga; en cambio, la FAV sólo reconoce como torneo clasificatorio para la Liga a este campeonato y sostiene que los demás conjuntos deben inscribirse.

Por lo tanto, con el sistema que impone la FAV hay equipos de la Capital Federal que no estarían en condiciones de participar, pero que sí lo estarían para la Metropolitana. Tal es el caso de Boca y de Universitario de La Plata, que no jugaron la última Liga pero que terminaron 6º y 2º, respectivamente, en el torneo metropolitano.

Con respecto al comienzo de la Liga, Guillermo Suriani, gerente de la FAV, expresó: "Prorrogamos la inscripción para la Liga hasta que finalice el torneo de la Metropolitana, ya que debido al problema que ellos tienen con los clubes, nosotros no queremos meter más presión".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios