Suscriptor digital

Manifestantes pasaron toda la noche frente a Casa de Gobierno

Tras la represión policial y los heridos, se calmó la situación y un grupo de personas permanece en Plaza de Mayo
(0)
20 de diciembre de 2001  • 06:21

La policía se mantiene en guardia permanente en la Casa de Gobierno, donde aún quedan manifestantes que pasaron toda la noche en Plaza de Mayo. A medida que se fue retirando la gente, la protesta se llevó a cabo en forma pacífica.

Sin desmanes ni sobresaltos, el amanecer encontró a un desgastado pero firme grupo de personas que continuaban, ya bajo el sol, protestando ante la atenta mirada de las fuerzas de seguridad.

Los tres principales focos de protesta durante la madrugada fueron la quinta presidencial de Olivos, el Congreso y la Casa Rosada (aún queda gente allí), aunque también hubo una importante manifestación frente a la vivienda del ex ministro Cavallo, en el barrio de Palermo Chico.

05:14| Continúan las protestas en Olivos y frente al Congreso; hay tres heridos

En una jornada de protesta que parece no tener fin, continuaban esta madrugada las manifestaciones en diversos puntos de la ciudad y el Gran Buenos Aires.

Tras los disturbios sucedidos en Plaza de Mayo, que fueran reprimidos con gases lacrimógenos por la Policía Federal, la gente regresó al lugar para reiterar sus expresiones de rechazo al gobierno nacional.

Asimismo, otro grupo de personas se concentra frente al Congreso Nacional, donde están ocurriendo los mayores incidentes con las fuerzas de seguridad.

La sede del Poder Legislativo fue apedreada, con una importante rotura de los vidrios de sus ventanales. Un hombre de aproximadamente 40 años sufrió heridas de balas de goma.

Efectivos de Gendarmería Nacional llegó al lugar para intentar controlar la situación, colocando un vallado en las escalinatas del edificio.

Al menos tres personas, una de gravedad, resultaron heridas esta madrugada en enfrentamientos con la Policía.

Uno de los heridos estuvo tirado sobre las escalinatas del frente del Parlamento, mientras las cámaras de televisión mostraban que gran cantidad de sangre salía de una herida en su bajo vientre.

La mayor parte de los manifestantes se retiró por la avenida Callao, mientras la Policía les seguía arrojando gases lacrimógenos.

Los otros dos heridos sólo presentaban contusiones y cortes en su cuerpo.

Por otra parte, en los alrededores de la Quinta Presidencial, situada en la localidad de Olivos, también se hacen presentes los manifestantes.

Unas cinco mil personas están concentradas en estos momentos en la residencia presidencial, en el marco de la masiva protesta social que continúa a lo largo de toda la noche, mientras el Gobierno en pleno se encuentra definiendo en su interior los pasos a seguir ante la explosiva situación económica y social que se registra en el país.

Los manifestantes, que según diversas fuentes superaban los 5000, llegaron con cacerolas a la zona desde distintas barrios del norte de la ciudad y de la provincia.

Por la gran presencia de vecinos y la violencia de un grupo de los manifestantes, que arrojaron piedras a la Residencia, la Policía Bonaerense dispuso un dispositivo especial de seguridad para evitar que los desmanes se descontrolaran.

Una gruesa columna de vecinos de clase media comenzó su recorrida que terminó en la quinta desde el Puente Pueyrredón, en la intersección de las Avenidas General Paz y Cabildo, en capital

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?