Son 27 los muertos por los disturbios

Ayer falleció un herido en Tucumán
(0)
23 de diciembre de 2001  

El desborde social parece no haber terminado. O, en todo caso, lamentablemente la cantidad de víctimas parecería no ser un número cerrado. Cuando todo indicaba que, con los ánimos más calmados, ya no aparecerían más muertes, se conoció ayer que en San Miguel de Tucumán un vendedor ambulante de 27 años falleció como consecuencia de una herida de bala, aparentemente disparada por un gendarme. Así, la cantidad de fallecidos suma 27 en todo el país.

El hombre muerto en Tucumán fue identificado como Luis Alberto Fernández. Según el relato de su mujer, vendía sandías frente a un supermercado que era saqueado cuando se produjo la represión de las fuerzas del orden. En medio del caos, habría recibido el disparo que, después, acabaría con su vida.

Las escenas del dolor se trasladaron luego a Buenos Aires, donde ayer fueron sepultadas tres de las siete víctimas de la cruenta batalla que tuvo lugar en la Capital: el militante justicialista Alberto Manuel Márquez, de 57 años, baleado en inmediaciones del Obelisco el jueves último, y Gustavo Benedetto y Ariel Salas, heridos mortalmente en las cercanías de la Plaza de Mayo el mismo día.

Márquez fue sepultado en San Martín ante 200 personas, entre las que se encontraba el ex ministro bonaerense Carlos Tato Brown, con quien había colaborado.

En tanto, Benedetto fue enterrado en San Justo y Salas, en Villegas, ambos correspondientes al partido de La Matanza.

Detenidos en Buenos Aires

Mientras tanto, en la provincia de Buenos Aires hubo más enfrentamientos. Al menos 11 personas, entre ellas 5 menores de edad, fueron detenidas en la madrugada de ayer en la ciudad de Mercedes, a raíz de los enfrentamientos que mantuvieron con la policía durante una marcha.

Fuentes policiales informaron que los incidentes se produjeron a las 5.30, en la intersección de las calles 29 y 22 de esa ciudad del norte bonaerense, cuando alrededor de 100 personas se concentraron allí para exigir la derogación del estado de sitio.

En el lugar se hizo presente personal de la comisaría local con el fin de disuadir a los manifestantes, algunos de los cuales habían comenzado a arrojar piedras contra los vidrios de una sucursal del Banco Francés.

Como consecuencia de los incidentes, uno de los policías sufrió lesiones leves y dos de los móviles de la comisaría recibieron abolladuras.

El fiscal N° 2 de Mercedes, Juan Mires, dispuso la libertad de los cinco menores, mientras que a los mayores los encuadró en la causa "resistencia a la autoridad y lesiones".

Por otra parte, el Ministerio de Seguridad bonaerense informó que, como consecuencia de los saqueos de los últimos días, hasta ayer permanecían detenidos 202 mayores y 43 menores.

Como se sabe, en la provincia de Buenos Aires, a pedido del gobernador Carlos Ruckauf, se reimplantó el estado de sitio como prevención ante la posibilidad de nuevos saqueos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?