Asumió Rodríguez Saá y suspendió el pago de toda la deuda externa

Fue designado por la Asamblea Legislativa con el voto de peronistas, cavallistas y bussistas; también se aprobó la ley de lemas para los comicios del 3 de marzo El Presidente dijo que se creará una tercera moneda Anunció que eliminarán las restricciones que pesan sobre el retiro de sueldos Felicitaciones de Bush
(0)
24 de diciembre de 2001  

Adolfo Rodríguez Saá se convirtió ayer en presidente de la Nación, luego de que el Partido Justicialista impusiera su candidatura por 169 votos contra 138 de los partidos de oposición.

La votación estableció también que convocará para el próximo 3 de marzo a las elecciones en que se elegirá, con el sistema de lemas y sublemas, al presidente que completará el mandato interrumpido del renunciado Fernando de la Rúa.

En caso de que ninguna fórmula obtenga la mayoría necesaria, habrá un ballottage el 17 de marzo, y quien gane asumirá, a más tardar, el 5 de abril.

Al tomar posesión de su cargo y frente a la Asamblea Legislativa, en el Congreso, Rodríguez Saá anunció que se suspenderá el pago de la deuda externa, que mantendrá el plan de convertibilidad, aunque creará una tercera moneda, y prometió que su prioridad será atender la crisis social que vive el país.

Reveló anoche, por otra parte, que "el estado de sitio se ha levantado en Buenos Aires, Entre Ríos y San Juan y reina la paz en todo el país", y anticipó que entre el 4 y el 5 del mes próximo se levantarán las restricciones al retiro de sueldos y jubilaciones, como lo dispuso el Congreso el miércoles último.

Antes de despedirse de todos los argentinos con un deseo de Feliz Navidad, anunció que a partir hoy empezará a firmar los primeros convenios con los gobiernos provinciales "para poner en marcha 100.000 empleos esta semana", con sueldos de 220 pesos.

Santa Fe se convertirá en la primera provincia en adherir al nuevo plan de empleo que servirá para tareas de forestación, viales, de hospitales y escuelas.

Por su parte, la flamante secretaria de Obras Públicas, Graciela Corbalán, anticipó que el nuevo gobierno generará también un programa alternativo al Plan Federal de Infraestructura de la administración anterior y dijo que el problema de las inundaciones será "uno de los primeros a tratar".

"Sin dobles discursos"

Cansado, pero sin perder la sonrisa ni el tono calmo, Rodríguez Saá se comprometió a informar diariamente "de manera transparente y sin dobles discursos" sobre los actos de gobierno y no quiso responder a una consulta sobre si será un presidente de un solo verano o si trabajará para cumplir los dos años de mandato constitucional.

Una hora antes, el flamante ministro de Trabajo, Oraldo Britos, se había convertido en el vocero de la primera reunión de gabinete que sesionó anoche en la Casa de Gobierno, entre las 19.15 y las 21.

A diferencia de su antecesor, el radical Fernando de la Rúa, que reunía a sus colaboradores todos los martes en el Salón Norte de la Casa de Gobierno, Rodríguez Saá eligió para el debut del gabinete la Sala de Situación, en la Casa Rosada.

Los tres ministros y los 11 secretarios de Estado que habían asumido poco después de las 14.30 regresaron a Gobierno a partir de las 19 para el primer encuentro, cuyos resultados fueron presentados por Britos.

En ese ínterin, algunos de ellos alcanzaron a dormir un par de horas, igual que el Presidente. Todos llevaban más de un día en pie, después de haber pasado una noche de vigilia en el Congreso, a la espera de que la Asamblea Legislativa aprobara la designación del nuevo mandatario.

El Presidente, destacó el ministro, pidió que "coordinemos todos los trabajos a realizar y que rápidamente tengan despacho. Mañana (por hoy), a las 15, tenemos una reunión y espera que ya tengamos algunas propuestas, por ejemplo, sobre el área de PAMI".

Adelantó que pasado mañana, a las 16, irá con Rodríguez Saá a la sede de la CGT oficial, Azopardo 802, donde ambos hablarán con los líderes sindicales "sobre una emergencia alimentaria y ocupacional y sobre una futura ley de salario mínimo, vital y móvil".

Tras recordar que éste es de "alrededor de 200 pesos", anunció que "en el Consejo del Salario lo vamos a discutir tanto con la representación de los trabajadores como con la representación de los señores empresarios".

En ese sentido, apuntó que "actualmente el salario mínimo, vital y móvil ronda los 450 pesos en la parte privada y en 550 pesos en la parte estatal. Nosotros pensamos que podríamos acercarnos a esa cifra, previa conversación con los señores empresarios".

Ese diálogo ya comenzó. Como confirmó el propio Britos, antes de la reunión de gabinete, el Presidente y su ministro de Trabajo discutieron con los dirigentes sindicales Rodolfo Daer (CGT oficial) y Hugo Moyano (CGT disidente) y el senador nacional de extracción gremial Luis Barrionuevo (PJ-Catamarca) sobre los planes de empleo. Los gremialistas no ocultaron su optimismo al terminar la reunión.

También visitaron al flamante presidente el ex intendente de la ciudad de Buenos Aires Carlos Grosso, el ex interventor en Migraciones Hugo Franco y el ex diputado nacional por la provincia de Buenos Aires Alberto Pierri.

El apoyo de los EE.UU.

Más importante aún, el embajador de los Estados Unidos en la Argentina, James Walsh, entregó una carta de felicitación del presidente norteamericano, George Bush (h.), en la que desea "todo el éxito del mundo" para la nueva gestión.

"La carta es para desearle al presidente de la Argentina todo el éxito del mundo en su gestión y que también el presidente Bush le demuestra en la carta el deseo de que las relaciones sigan siendo las relaciones excelentes que hemos tenido en las últimas dos décadas", explicó Walsh a la prensa en la Casa Rosada.

También recibió el apoyo de otros mandatarios, como el de Italia, Carlo Azeglio Ciampi, y de varios países del Mercosur.

Primera noche en Olivos

  • Adolfo Rodríguez Saá, que viajará hoy a San Luis para pasar Nochebuena con su esposa y sus cinco hijos, durmió anoche por primera vez en la residencia oficial de Olivos. Durante la jornada de ayer se reacondicionó el chalet para permitir que el nuevo presidente pudiera instalarse. A mediodía, se dejó trascender que se estaban retirando algunos muebles que el ex presidente Fernando de la Rúa había trasladado a la quinta oficial cuando vendió su departamento de la Recoleta.
  • El día del nuevo Presidente

    Jornada plena de emociones y de nuevas sensaciones

    Adolfo Rodríguez Saá no olvidará fácilmente la jornada de ayer. No es para menos: la Asamblea Legislativa lo convirtió en presidente de los argentinos, cargo que ocupará al menos por 90 días. Junto con sus familiares, amigos y partidarios celebró su asunción en la Casa Rosada, anunció que no pagará la deuda externa y prometió la creación de un millón de puestos de trabajo. Además, durmió en la quinta presidencial de Olivos.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?