Doce policías heridos, más de 30 detenidos y negocios atacados

Como consecuencia del enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y un grupo de manifestantes, gran cantidad de bancos y locales fueron apedreados y hubo intentos de saqueos; dos efectivos policiales resultaron lesionados de consideración
(0)
29 de diciembre de 2001  • 09:38

Un total de 12 policías resultaron heridos esta madrugada, dos de ellos de consideración, mientras que más de 30 personas fueron arrestadas esta madrugada en las zonas de Plaza de Mayo y Congreso a raíz de los incidentes que se registraron luego de un nuevo cacerolazo.

Muchos bancos y locales fueron atacados a pedradas y hasta hubo intentos de saqueos en el interior del Congreso de la Nación, donde algunas personas ingresaron al interior y concretaron destrozos.

Según indicaron fuentes policiales, un total de 33 personas fueron detenidas y permanecen alojadas en las comisarías cuarta, tercera, sexta y segunda.

De esos 33, veintiuno fueron arrestados en las inmediaciones del Congreso de la Nación, añadieron las fuentes.

En tanto, doce policías resultaron heridos, dos de los cuales fueron literalmente atacados por algunos de los manifestantes. A uno de ellos, incluso, le robaron el arma reglamentaria.

Según se precisó, nueve efectivos resultaron lesionados en la zona de Plaza de Mayo y los otros tres fueron agredidos en los alrededores del Congreso.

El efectivo más comprometido resultó el cabo Leon Costa, de la Guardia de Infantería, quien sufrió severos traumatismos de cráneo, dijeron en el Hospital Churruca.

Esta medianoche, una gran cantidad de personas se concentró en la Plaza de Mayo y el Congreso para protestar por la designación de funcionarios cuestionados por actos de corrupción.

Tal como había ocurrido la semana última, antes de la renuncia del ex presidente Fernando de la Rúa, la movilización fue pacífica y estuvo protagonizada por familias y ciudadanos de clase media.

Pero con el avance de la madrugada el clima se fue enrareciendo y algunos manifestantes comenzaron a pintar el frente de la Casa Rosada, y escalaron hasta las ventanas de ese histórico edificio.

Pasadas las 2, uno de los grupos de manifestantes hizo una fogata en el frente de Balcarce 50, que obligó a los bomberos a llegar al lugar.

Según fuentes policiales, allí no permitieron que los bomberos accedieran hasta la zona, y fue allí cuando un cuerpo especial de la Policía comenzó a actuar con gases lacrimógenos.

"La Policía aguantó lo más que pudo, para que no pasara lo mismo que el jueves 19", cuando se concretó una violenta represión en la Capital Federal que dejó 8 muertos, dijeron las fuentes consultadas.

Los disturbios se extendieron hasta las 5 de mañana, cuando finalmente las calles volvieron a la tranquilidad.

Sin embargo, los incidentes dejaron su huella tanto en la zona de la Casa de Gobierno como en el Congreso. Sobre la avenida de Mayo, entre Perú y Chacabuco, hubo destrozos en la sede del Banco Galicia, el local de Mac Donald´s y una sucursal del Correo Argentino. También se atacó el negocio de Modart que ya había sido saqueado la semana última.

En los alrededores se destrozaron dos sucursales del Banco Francés, ubicadas en Avenida de Mayo al 700 y en Reconquista y Rivadavia.

Pero en la zona de Congreso la violencia fue aún mayor. Los manifestantes atacaron la sede de la Embajada de Grecia, en Roque Sáenz Peña 547, la sucursal del Banco Lloyds, en Callao 273, y del Banco Ciudad, en Sáenz Peña 541.

Y luego ingresaron al Palacio Legislativo, donde lograron retirar algunos sillones que pertenecían al Salón Azul y los incendiaron en plena calle.

Fuente: DyN

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?