Los primeros 15 argentinos en egresar de la Sorbona

Completaron sus estudios desde nuestro país
(0)
3 de enero de 2002  

Quince estudiantes argentinos serán los primeros en recibir títulos de grado de la Universidad de la Sorbona en carreras cursadas fuera de Francia.

Serán los primeros egresados de las licenciaturas bilingües franco-argentinas en Economía y en Administración, que otorgan un doble título de la Universidad del Salvador (USAL) -que habilita a ejercer en la Argentina- y de la Universidad de la Sorbona (Paris I Panthéon) -válido en Francia y en la Unión Europea-.

Durante cuatro años, los estudiantes cursaron el programa de la USAL, al que se sumaron diez materias relacionadas con aspectos de Francia -como demografía, historia, economía- que dictaron profesores franceses en el país, en su idioma.

Según el convenio firmado en 1996 -que debe renovarse cada cuatro años-, las carreras se dictan en forma conjunta entre la USAL y un consorcio de universidades francesas, encabezado por la de Paris I, y constituido por las de Orléans, Paris IX Dauphine, Toulouse y Evry. La iniciativa está apoyada, además, por 20 empresas franco-argentinas que constituyeron un fondo fiduciario que ofrece becas, pasantías y posibilidades de empleo a los estudiantes, que pagan $ 400 mensuales. Las carreras se empezaron a dictar en 1998 y hoy tienen 85 alumnos.

Con perfil internacional

"Quería un perfil internacional en mi carrera universitaria y tenía que irme del país para conseguirlo. Esta carrera me da la posibilidad de tener un título europeo y argentino a la vez", dijo a LA NACION Emmanuel de Saizieu, con inocultables genes franceses, que a los 21 años está a punto de recibir su título de licenciado en Administración.

Como él, Ezequiel Barbenza hizo en el Liceo Francés el secundario y se decidió por Economía. "Crecí con la doble cultura y por eso elegí la carrera. No es sólo el hecho de tomar clases en francés, sino estar en contacto con la cultura de ese país", dijo.

La misma formación cultural y humanística buscó Carla Pantanali, que hizo su secundario en una escuela italiana. "Busqué formación de estilo europeo. Las otras universidades tenían una visión más norteamericana de la carrera, más técnica. Me gustó que esta carrera es humanista y me permite perfeccionar otro idioma", dijo. Está a punto de graduarse en Economía.

Ninguno de ellos tiene experiencia laboral, más allá de algunas prácticas profesionales durante la carrera. El ritmo es intenso y todos privilegiaron el estudio. No le temen a la falta de experiencia.

"Tuve entrevistas en algunas de las empresas que financian el convenio entre las universidades", contó Fernando Segura Trejo, que pronto será economista. Después de trabajar un tiempo, planea ir a hacer una maestría en Economía a Francia.

No es necesario hablar francés para inscribirse. Según explicó el director de la carrera de Economía, Armando Lago, "se ofrecen cursos intensivos del idioma para los que no lo hablan. En primer año las clases en francés se dan con traducción simultánea y los exámenes se pueden rendir en castellano". A partir de segundo, las materias francesas se cursan y rinden en ese idioma.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios