Suscriptor digital

Escritores argentinos, reconocidos en Cuba

Premio honorífico a Miguel Bonasso
(0)
2 de febrero de 2002  

LA HABANA.- Los escritores argentinos Rafael Pinedo y Carlos Marianidis ganaron el Premio Casa de las Américas 2002, en las categorías novela y literatura infantil, respectivamente. La institución cubana, además, le entregó un premio honorífico al periodista Miguel Bonasso por su libro "Diario de un clandestino".

De esta manera, la Argentina se convirtió en la principal beneficiada del prestigioso concurso literario, que distingue obras inéditas de América latina, el Caribe y otros países de habla hispana.

Pinedo ganó en su categoría con "Plop", a la que el jurado calificó como "una novela extraña y desconcertante dentro del panorama de las letras latinoamericanas". En el mismo rubro también obtuvieron menciones los argentinos Agustín María Palmeiro y Luis Lozano. Marianidis, por su parte, recibió el premio de literatura infantil por "Nadie detiene a las golondrinas".

En su 43a. edición, la Casa de las Américas entregó por segunda vez tres distinciones honoríficas a obras relevantes escritas en español y publicadas durante el año 2000. Bonasso obtuvo el Premio José María Arguedas (de narrativa) por "Diario de un clandestino", donde recuerda sus años de militancia en la agrupación Montoneros. También fueron galardonados el cineasta cubano Julio García Espinosa (ensayo) y el poeta peruano José Watanabe.

Si se suman premios principales y menciones, Cuba quedó en segundo lugar. El escritor isleño Luis Manuel Pérez Boitel ganó en poesía con "Poemas encontrados en un año cualquiera", mientras que el español Alvaro Salvador Jofre obtuvo el premio en el rubro ensayo con "El impuro amor de las ciudades". En la categoría literatura caribeña en inglés o creole, el premio fue para Oonya Kempadoo, de Guyana, por su novela "Tide running".

En esta oportunidad, el jurado estuvo integrado por 21 personalidades de las letras latinoamericanas, entre los que se encontraban los argentinos Alberto Laiseca y José Luis Mangieri y el italiano Antonio Tabucchi como invitado especial.

El Premio Casa de las Américas es uno de los máximos certámenes literarios en habla hispana y se realiza desde hace 43 años. Los ganadores de cada categoría reciben US$ 3000 y una edición de hasta 10.000 ejemplares de la obra premiada. En esta oportunidad, la entidad recibió 740 textos inéditos de autores de 28 países. La Argentina envió 221 obras, seguida por Cuba, que presentó 111 títulos.

Desde su fundación, en 1959, la Casa de las Américas se convirtió en un referente cultural del continente, a partir de sus políticas de promoción del arte y la literatura.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?