Suscriptor digital

Arsenal ganó con esfuerzo

El equipo de Sarandí venció a Estudiantes por 1 a 0 y continúa a un punto de Quilmes
(0)
29 de octubre de 2000  

Después de una semana de autocrítica tras los errores cometidos en la derrota frente a Ferro, Arsenal venció ayer por 1 a 0 a Estudiantes, en un encuentro deslucido, y se mantiene como escolta de Quilmes, el líder, a un punto.

El triunfo, pese a su importancia en la lucha por el liderazgo, no alcanzó para que el equipo que conduce José María Bianco ocultara sus fallas.

En el primer tiempo, Arsenal trabajó con el objeto de reconstruir su imagen. En el comienzo se mostró decidido y agresivo. Con el enérgico despliegue de sus volantes, marcó el ritmo del juego ante un rival que sólo especuló y contraatacó con poca convicción.

Con el transcurrir de los minutos, el conjunto de Sarandí perdió impulso. Y Estudiantes se tranquilizó, porque se sintió menos presionado. En este contexto, fue inevitable que el partido se hiciera deslucido. La impotencia de los equipos resultó alarmante. Al conjunto local le faltaron variantes para establecer diferencias claras. El eclipse que sufren sus delanteros, a los que les cuesta convertir, es su mayor problema.

Estudiantes aprovechó esta situación para llevar el desarrollo lejos del área de Hugo Giménez.

En el segunda etapa, Arsenal volvió a poner en la mira el arco de su rival, pero Estudiantes repitió el libreto del primer tiempo y bloqueó la mayoría de las acciones ofensivas de su adversario.

Sólo a los 15 minutos, el equipo de Sarandí gestó su primera jugada de buen nivel: Carnero, de chilena, tiro apenas desviado. Fue el anticipo del gol de Mariano Campodónico que, a los 20 minutos, definió con un tiro bajo.

En desventaja, Estudiantes abandonó su esquema defensivo, presionado por una hinchada que lo cuestionó por su pobre desempeño, pero no tuvo suerte. Ya era demasiado tarde. Arsenal fue más.

Kopriva volvió a Tigre

Juan Carlos Kopriva, de 36 años, se convirtió en el tercer director técnico de Tigre en sólo diez presentaciones en la Zona Metropolitana de la primera B Nacional, en la que está ubicado en el último puesto.

Kopriva, que estaba jugando en Racing de Montevideo, actuó en Tigre durante tres años y se convirtió en figura del equipo que ascendió al Nacional B en la temporada 1997-98. ahora reemplazará a Ricardo Sotelo y Roberto del Valle Carrizo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?