Suscriptor digital

Quinta medalla en Sydney

Claudia Vignatti obtuvo la de bronce en lanzamiento de jabalina; la ceremonia de clausura
(0)
29 de octubre de 2000  

SYDNEY.- El final fue el soñado. Un tercer puesto le puso el cierre a la participación argentina en los Juegos Paralímpicos de Sydney. Fue medalla de bronce, entonces, lograda por Claudia Vignatti en el lanzamiento de jabalina, de la categoría F37.

Vignatti tuvo que sufrir hasta su tercer lanzamiento para confirmar su pase a la rueda final (para la que se clasificaban los ocho mejores registros). Sabía que podía y fue tal la confianza que se tuvo que su esfuerzo tuvo el premio merecido. La rosarina marcó 17,48m, que no sólo le permitió avanzar a la siguiente rueda, sino que le alcanzó para alzarse con la medalla de bronce, ya que las marcas se arrastran a la siguiente rueda.

Pese a todo, la atleta, de 32 años, no pudo disfrutar de la ceremonia de entrega de medallas, ya que por algunos problemas organizativos no se pudo realizar y ya no habrá tiempo para hacerla.

Con ésta, son cinco las medallas que obtuvo la Argentina en los Juegos: dos plateadas y tres de bronce. Además de Vignatti, llegaron al podio Horacio Bascioni (plateada, lanzamiento de disco S52), Elizabel Delgado (bronce, 100m T20), Jorge Godoy (plateada, lanzamiento de disco para ciegos F11) y Guillermo Marro (100m espalda S7).

En la misma prueba y categoría participaron las argentinas Perla Muñoz y María Rodríguez, que no pudieron alcanzar la rueda de las mejores ocho.

En la prueba de lanzamiento de bala S52, Bascioni quedó eliminado rápidamente y no pudo acceder a la rueda final. En su primer intento señaló 5,42m, y los restantes fueron nulos.

El último diploma para el equipo argentino lo sumó Daniel Haylan, pese a que perdió en los cuartos de final de tenis de mesa. En esa instancia, cayó ante un finlandés por 2 a 1.

En natación, Fernando Carlomagno quedó eliminado en los 50m libre S6.

Récord de récords. Durante los nueve días de competencias en el Aquatic Centre, 169 récords mundiales fueron batidos, mejorando lo realizado en Barcelona 92 (108) y Atlanta 96 (97).

La despedida. Los 11 días de competencia comienzan a formar parte de la historia. Hoy, a las 5.30, estaba prevista la realización de la ceremonia de clausura de los XI Juegos Paralímpicos, con la promesa de repetir la espectacularidad que tuvo la fiesta del comienzo. La cita era en el Estadio Olímpico de Homebush Bay.

De esta manera, Sydney comienza a despedirse del espíritu deportivo que albergó durante más de un mes, desde el comienzo oficial de los Juegos Olímpicos, el 15 de septiembre último.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?