La Armada reabre el ingreso en el Liceo Almirante Brown

Será mixto y estará administrado por el centro de graduados
(0)
30 de octubre de 2000  

La Armada decidió reabrir el ingreso en el Liceo Naval Militar Almirante Guillermo Brown, creado en 1947, cuya última promoción iba a egresar a fines del año actual.

Con la modalidad de ser administrado por el Centro de Graduados del Liceo Naval, seguirá funcionando en la Avenida del Libertador 8465, donde fue trasladado a principios del año actual tras la desactivación de la escuela en Río Santiago.

El liceo forma parte de los siete centros académicos y de la biblioteca que funcionan en el predio de la vieja Escuela de Mecánica de la Armada, inaugurada en 1927 por el entonces presidente, Marcelo T. de Alvear, que alcanzó triste fama al convertirse en el centro clandestino de detención más importante que funcionó durante la dictadura.

A pesar de los reclamos realizados por la Legislatura porteña para recuperar el predio, cedido al Estado en 1925 para instalar escuelas dependientes del entonces Ministerio de Marina, en la actualidad no sólo se mantiene parte de la vieja Escuela de Suboficiales (su traslado a Puerto Belgrano se retrasó por problemas presupuestarios), sino que el Ministerio de Defensa estudia concentrar allí ámbitos académicos del Ejército y de la Fuerza Aérea.

A la Escuela de Guerra Naval, el Instituto Universitario Naval, el Centro de Estudios Estratégicos de la Armada, la Escuela de Suboficiales, el Liceo Naval y la Escuela Nacional Fluvial se sumará el año próximo la Escuela Nacional de Náutica.

Todos los centros educativos están bajo el control de la Dirección de Instrucción Naval, que se asentó en diciembre de 1998 y que maneja en la actividad a 1900 militares (personal superior y subalterno), 700 civiles, 1000 docentes y 3600 alumnos (entre civiles y militares).

La Dirección de Instrucción Naval controla, además, las actividades académicas del Liceo Naval Almirante Storni, en Misiones; la Escuela de Buceo y Submarino y la Escuela de Pesca, en Mar del Plata; las escuelas de Oficiales, de Armas, Operaciones, Infantería de Marina, Máquinas y Electricidad y de Suboficiales, en la Base Naval de Puerto Belgrano; la Escuela de Aviación Naval, de Punta Indio, y la de Ciencias del Mar, en el Servicio de Hidrografía Naval, en La Boca.

Experiencia única

El Centro de Graduados del Liceo Naval fue creado en 1953, cuatro años después de la apertura de ese claustro estudiantil, del cual han surgido al menos 25 almirantes (entre activos y retirados).

Se estima que el 10 por ciento de los egresados sigue la carrera militar, mientras que el porcentaje restante se dedica a actividades profesionales variadas: entre otros notables, pasaron por sus aulas el genetista y miembro de la Academia Nacional de Medicina Enrique Gadow, el médico Alberto Cormillot, el cineasta Luis Puenzo, el locutor y animador Pancho Ibáñez y el rugbier Ignacio Fernández Lobbe (del seleccionado argentino de rugby).

Según explicó a La Nación el secretario de la entidad, Alejandro de Montmollin, hacía 16 años que el Centro de Graduados estudiaba hacerse cargo de la administración del Liceo Naval, "siempre bajo la supervisión y conducción de la Armada".

El acuerdo con la Armada llegó sólo este año, cuando se alcanzaron las condiciones para compartir responsabilidades. Para dirigir el liceo fue elegido el capitán de navío (R) Hugo Jorge Santillán.

A partir de la reapertura de su ingreso, el liceo será mixto, tendrá alumnos internados y externos, será arancelado y se habilitará un sistema de becas. Contará con 48 horas semanales de clases (de 7.30 a 19). El plan de estudios cuenta con la aprobación del Ministerio de Educación.

Entre las materias opcionales, se dictarán comercio exterior e inspección de aduanas. Los responsables del liceo comparan la calidad académica con "el Colegio Nacional de Buenos Aires", pero con un 25% más de horas de clase.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?