Suscriptor digital

Censo 2001: en la Argentina viven 36.223.947 personas

La Capital presenta 6,63% menos de vecinos que en 1991
Ángeles Castro
(0)
7 de mayo de 2002  

Los datos provisionales del Censo 2001, difundidos ayer, confirmaron que la Argentina frenó su nivel de crecimiento durante los últimos diez años y que -por primera vez en la historia- bajó la cantidad de residentes en la Capital. Ambas tendencias habían sido marcadas por los resultados preliminares de la encuesta realizada el 17 y 18 de noviembre último.

De acuerdo con la información revelada ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en el país viven 36.223.947 personas, 11,06 por ciento más que en 1991. Los primeros guarismos hablaban de 200.000 individuos menos y de un aumento del 10,5 por ciento de la población durante la década del 90.

Del total de argentinos, el 51,22% pertenece al género femenino y el 48,77% restante, al masculino; o sea que en nuestro país habitan menos hombres que mujeres: hay, precisamente, 95 de ellos cada 100 de ellas.

Por otro lado, la mayoría de la población (el 99,10 por ciento) integra hogares familiares, contra una pequeña porción (el 0,9%) distribuida en instituciones colectivas, como hospitales, cárceles, hogares de menores o de ancianos u hoteles. En tanto, sólo a fines de diciembre quedarán procesados los datos sobre cantidad de personas por edad, niveles de educación y de ocupación.

La provincia que mayor desarrollo demográfico mostró entre 1991 y 2001, según la encuesta del Indec, fue Tierra del Fuego; allí vive un 45,54% más de gente que diez años atrás. Le siguen La Rioja, San Luis, Salta y Santa Cruz.

En el otro extremo, las provincias de menor incremento poblacional fueron Santa Fe, con el 7,10 por ciento; Río Negro, Buenos Aires y Córdoba, en ese orden. Las demás superan el promedio del país.

Ciudades menos atractivas

A estos casos se suma la Capital, que en realidad sufrió una significativa -y sorpresiva- merma de vecinos. En la ciudad residen 196.631 personas menos que en 1991 (representa -6,63 por ciento).

"Existe una cierta retracción a recibir habitantes en las grandes ciudades. Resultan menos atractivas que antes", consideró, a la hora del análisis, el director del Censo 2001, Alejandro Giusti.

Y agregó: "En Buenos Aires, no obstante, hubo un crecimiento notablemente fuerte en los partidos del conurbano y menos marcado en el resto de la provincia".

Su apreciación cobra dimensión real al observar los datos de la densidad de población en esos distritos: en los 24 partidos del Gran Buenos Aires viven 2392,5 habitantes por kilómetro cuadrado; en el resto, la proporción cae en picada, a 16,9 residentes por kilómetro cuadrado.

Efectivamente, esos 24 partidos bonaerenses concentran el 24 por ciento de los habitantes del país; en tanto, en todo el territorio provincial viven casi cuatro de cada diez argentinos (el 38,2 por ciento).

La Capital guarda el tope de densidad demográfica, con 13.843,9 personas por kilómetro cuadrado. Y Santa Cruz conserva la inferior: 0,8 residentes por km2. Los mismos lugares ocuparon en el Censo 1991.

Estos contrastes quedan diluidos en las cifras totales, que dejan en claro una disminución en la expansión de la Argentina. Entre 1991 y 2001, como se dijo, la población aumentó 11,06%; en los diez años anteriores había crecido el 19,6 por ciento.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?