Suscriptor digital

Princesa de telenovela

Del barrio a la cárcel y de allí a la mansión de millonarios
(0)
20 de mayo de 2002  

Los peinados raros, los sombreros, los atuendos estrafalarios, femeninos y atrevidos fueron la marca de "The Nanny", la sitcom norteamericana protagonizada por Fran (Fran Drescher), una niñera de voz nasal que supo sacar a un viudo inglés y sus tres hijos del tedio de la vida cotidiana.

"Kachorra", la telenovela que hoy, a las 13, debutará en la pantalla de Telefé, parece seguir la huella de su par estadounidense. En la vuelta de Natalia Oreiro -la actual señorita telenovela de la Argentina- a la televisión, interpretará a una muchacha de barrio que termina, por esas cosas de la vida, trabajando en la mansión de una poderosa familia, donde se enamorará del galán Pablo Rago mientras hace las veces de institutriz a cargo de dos adolescentes rebeldes.

Las cosas de la vida que llevan a esta "Kachorra" a las puertas del tumultuoso hogar de los Moravia -dueños de un imperio alimentario- son un asesinato, una inocencia y una huida. La chica en cuestión no es más que una muchacha humilde, escasa de cultura -aunque no de sesos-, que se ve envuelta en un episodio tan truculento que termina acusada de asesinato. Un asesinato que, por supuesto, no cometió. Y como las cosas siguen sucediendo como las anunciaba hace más de cien años Martín Fierro, "la ley se hace para todos, mas sólo al pobre le rige", Kachorra va a dar con su pequeña existencia a la cárcel.

Por lo visto, a la muchacha le falta buena suerte. Pero como le sobran ganas de vivir y coraje, logra fugarse de la prisión, y en su huida el azar la deposita en el umbral de los Moravia, hasta donde llega munida ya con un documento de identidad robado y el propósito de convertirse en una impostora con tal de salvar el pellejo. De modo que Antonia, la piba de barrio apodada "la cachorra", terminará adoptando -aunque más no sea para los papeles falsos- otro nombre.

Oculta entre los ricos, Kachorra (el programa debió bautizarla con K porque el título "Cachorra", aparentemente, ya estaba registrado) vivirá a partir de mañana la angustia de ser descubierta de un momento a otro. Mientras tanto, su ánimo festivo la llevará a lucir un vestuario excéntrico, a inmiscuirse en asuntos que no le incumben y a liderar escenas disparatadas.

Amor y risas

Para llegar al punto justo de la comedia, "Kachorra" cuenta con varios elementos esenciales:

Primero, la frescura de su protagonista, Natalia Oreiro, quien ya anticipó que en esta producción sus primeros planos son una especie de "galería de caras y muecas".

Segundo, la actuación de Pablo Rago, un ex galancito, ahora galán, y magnífico actor, que recientemente deslumbró al Teatro San Martín con su papel en la sarcástica comedia "Hombre y superhombre", de George Bernard Shaw.

Tercero, un elenco de figuras especialistas en la materia, tales como Peto Menahem (se hizo famoso con la publicidad de Bapro como el muchacho que hacía amigos en la cola del banco), Javier Lombardo (ex "Lucho y Tito, mecánicos del espacio", en Uniseries) y, seguramente también en estas lides, la experimentada María Rosa Fugazot, revaluada desde su actuación como Mamá Morton en la comedia musical "Chicago".

Otra apuesta de Yankelevich

"Kachorra" es la segunda producción de RGB, la productora independiente de Gustavo Yankelevich, en el género telenovela. El primer intento fue con la poco feliz "Provócame", protagonizada por Chayanne, Araceli González y Romina Yan.

Con "Kachorra", la productora intentará alcanzar los laureles de "Muñeca brava", la telenovela que hace tres años protagonizó Oreiro para Telefé en tiempos en que Yankelevich era su gerente general. Si se repitiera el suceso, RGB no sólo sería un hacedor de éxitos en el formato reality ("Popstars"), sino también en terreno del culebrón, material de la pantalla chica por demás exportable.

Para este emprendimiento, RGB eligió tener a la dupla (autoral y matrimonial) Gustavo Barrios-Diana Segovia, responsables de "Ilusiones" y "Campeones". El elenco se completa con María Rosa Gallo, Osvaldo Santoro, Pepe Monje, Betina O´Connel, Jazmín Stuart, Marisa Mondino, Valeria Lorca, Silvina Bosco, Betty Villar, Alejo García Pintos, Nicolás Mateo, Lucas Ferraro, Gino Renni,Verónica Llinás y Raúl Rizzo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?