Suscriptor digital

Lanús: sufrió, pero al final festejó la permanencia en primera

Como local, ante 22.000 personas, empató 1 a 1 con Huracán, de Tres Arroyos
Leandro Murciego
(0)
27 de mayo de 2002  

El empate con Huracán, de Tres Arroyos por 1 a 1, no sólo le permitió quedarse en primera a Lanús, sino que además les devolvió la sonrisa a sus hinchas; esa que habían perdido en los últimos campeonatos, a fuerza de malos resultados. Pero ya todo quedó atrás y forma parte de la historia...

Cuando el árbitro Brazenas marcó el comienzo del partido, el cielo gris parecía haberse quedado con el color y el calor de la tarde.

Con la avaricia del que tiene algo, Lanús se amparó en el 2 a 1 que había conseguido en el partido de ida. Los seis jugadores que estaban distribuidos en su medio campo así lo demostraban.

El primero en mostrar sus intenciones fue el equipo de Tres Arroyos, que ya a los 3 minutos comenzó a desnudar las fallas defensivas de Lanús.

A los locales les llevó un poco más encontrar el arco visitante. A los 17 minutos, un remate de Almirón que dio en el palo derecho del arquero pareció despertar a las casi 22.000 almas, que pintaron de granate el frío cemento de la cancha de Lanús. Sólo un susto para los de Huracán. Todo un estímulo para los locales.

El partido se había convertido en un ida y vuelta. Y no tardó en llegar la respuesta de los visitantes, a través de un potente cabezazo a quemarropa de Iván Dragojevich, que sorprendentemente logró desviar el arquero de Lanús, Claudio Flores.

Las emociones, casi cíclicamente, siguieron entrelazándose hasta el final de la primera etapa, casi sin darle respiro a la gente.

La segunda parte mostró a un Lanús más seguro y decidido . Parecía dispuesto a otorgar argumentos que sustentaran su permanencia en la primera.

A los 10 minutos, luego de un córner por la derecha de Mannara y tras un cabezazo de Belloso, de rebote, Hoyos marcó el 1 a 0, que desató la algarabía local.

Huracán, que parecía no conocer de resignaciones, seguía atacando. Y cuatro minutos después consiguió el empate tras un cabezazo de Claudio García . Era justo.

Poco a poco, los minutos parecían matar las esperanzas de los hombres del huracán, de Tres Arroyos, pero no a su fútbol.

Los aplausos de la platea de Lanús y de la tribuna visitante premiaban el esfuerzo y el fútbol del equipo del interior de Buenos Aires.

Cuando el partido entraba en su ocaso, por la tribuna local trepaba, como buscando el cielo, el humo granate y blanco de las cinco bengalas que cambiaron la geografía de la hinchada de Lanús. Mientras de fondo se escuchaba el canto: "No se va, Lanús no se va... "

"Fuimos fieles a nuestro estilo"

Con la íntima satisfacción de que se ofreció lucha hasta el final, el técnico de Huracán, de Tres Arroyos, Eduardo Anzarda, se mostró conforme con la actuación de sus dirigidos: "Pese a que no se logró ascender, siempre fuimos fieles a nuestro estilo de juego. Jugamos estos dos partidos ante Lanús con personalidad, tuvimos situaciones de gol, y estoy seguro de que si el primer partido se hubiese jugado en Tres Arroyos otra habría sido la historia".

  • Lanús le abonará al plantel 200.000 pesos por haber alcanzado el objetivo de los 51 puntos, aunque no le alcanzara para evitar jugar la promoción. Ahora, sumará $ 60.000 más por haberse mantenido en primera.
  • El defensor de Lanús Lucas Alessandria viajará hoy a Francia para arreglar su incorporación a préstamo en el Ajaccio, de reciente ascenso a primera. Ezequiel Carboni, a la vez, sería transferido al Inter, de Italia.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?