Suscriptor digital

Para la historia

Inglaterra se impuso en cuatro de los trece cotejos; la Argentina ganó tres, y empataron en seis ocasiones
Cristian Grosso
(0)
7 de junio de 2002  

NARAHA-HIRONO, Japón.– Fue Marcelo Bielsa el que alguna vez dijo que a la mesa del fútbol le faltan condimentos si no se le ponen nombres propios. Por eso ahí están Miguel Rugilo, Alf Ramsey, Ernesto Grillo, Robert y Bobby Charlton, Antonio Rattín, Gordon Banks, Mario Kempes, Peter Shilton, Diego Maradona, Kevin Keegan, Gary Lineker, Oscar Ruggeri, David Beckham y Diego Simeone. Todos protagonistas de la misma historia. Polémicas, atropellos, jugadas inolvidables e injusticias se esconden detrás de los 13 partidos que han cruzado a argentinos con ingleses. ¿Qué en el historial Inglaterra aventaja a la Argentina por un partido? Es cierto. ¿Qué hace 22 años que la Argentina no pierde con Inglaterra? También es verdad. Uno de los duelos más electrizantes que puede ofrecer el fútbol de hoy le regala pantallazos a la memoria. Cada partido es un capítulo. Y una y otra vez las emociones lograron desacreditar a la indiferencia.

9 de mayo de 1951

Inglaterra 2 v. Argentina 1

El león de Wembley

La Argentina no podía ganar. Se imponía por 1 a 0 con un gol de Mario Boyé. Un arquero increíble no dejaba de volar para dejar atónitos a 100.000 ingleses. Sólo sobre la hora, en los últimos diez minutos y con un tanto en clara posición adelantada, los locales consiguieron superar a Miguel Angel Rugilo, el dueño del arco de Vélez. El hombre que inmoralizó un apodo. Un apodo que se volvió todo un calificativo.

14 de mayo de 1953

Argentina 3 v. Inglaterra 1

La apilada de Grillo

Perdía la Argentina, hasta que Ernesto Grillo dibujó un laberinto de gambetas para deshacerse de cuatro adversarios ingleses y, cuando se le acababa la cancha, definió entre el arquero y el palo. Golazo. Sin saberlo, sembraba una semilla de talento y repentización que Diego Maradona cosecharía 33 años después. Aquel fue el primer éxito ante los ingleses locos, los inventores del fútbol.

17 de mayo de 1953

Argentina 0 v. Inglaterra 0

Pasados por agua

Después de los goles de Grillo, tres días después, 91.397 personas se apretaron en el estadio Monumental. Un marco escalofriante. Otra vez con la cortesía de que el inglés Arthur Ellis fuese el juez del encuentro. Pero sólo 23 minutos con el marcador en cero se jugaban cuando un intenso tornado de agua y viento obligó a suspender el encuentro. La delegación inglesa ya tenía acordada su partida y el cotejo nunca más se completó.

2 de junio de 1962

Inglaterra 3 v. Argentina 1

Cara a cara en un Mundial

Sólo al final del partido jugado en Rancagua, José Sanfilippo consiguió el descuento del honor. En el primer cruce mundialista, Inglaterra apabulló al improvisado equipo de Juan Carlos Lorenzo.

6 de junio de 1964

Inglaterra 0 v. Argentina 1

Lo mejor de los 60

El primer éxito fuera de Buenos Aires. Un gol de Alfredo Rojas sirvió para derrotar a los ingleses en el Maracaná, por la Copa de las Naciones que organizó la Confederación Brasileña de fútbol para celebrar sus bodas de oro.

23 de julio de 1966

Inglaterra 1 v. Argentina 0

Rattín, la reina, el árbitro Kreitlein...

Si este clásico tiene escenas inolvidables, el de 1966 se transformó en un ícono. Otra vez la Argentina no podía ganar. Por segunda vez se encontraban en un Mundial... y los ingleses eran locales. El tendencioso arbitraje del alemán Rudolph Kreitlein, el gol de Geoffrey Hurst a 13 minutos del final, las protestas de Rattín, el manotazo que el capitán le dio al banderín con los colores ingleses. ¡Animales! Fue el grito en Wembley.

22 de mayo de 1974

Inglaterra 2 v. Argentina 2

El Matador no perdonó

Eran los días previos al Mundial de Alemania 74. El plantel viajó a Europa 37 días antes del debut y la preparación incluyó caídas con Holanda (1-4) y Fiorentina (0-2). El amistoso caminaba hacia otra derrota en Wembley porque el conjunto de Vladislao Cap estaba dos tantos abajo. Pero descontó Mario Alberto Kempes. Y a un minuto del final, de penal, el Matador empató. Una curiosidad: el árbitro fue argentino, Arturo Ithurralde.

12 de junio de 1977

Argentina 1 v. Inglaterra 1

La trompada de Bertoni

Más de 60.000 personas en la Bombonera para seguir al conjunto de César Luis Menotti, que encendía el entusiasmo futbolístico de un país a oscuras. Este empate formó parte de los amistosos de preparación antes de la gran cita, una semana antes había perdido con Alemania y una después empataría con Escocia. En el recuerdo quedó el trompazo que Bertoni le pegó a Cherry y le valió la expulsión. Tres partidos atrás había debutado un tal Maradona.

13 de mayo de 1980

Inglaterra 3 v. Argentina 1

La advertencia de Dios

El cuarto encuentro en Wembley y la Catedral seguía siendo inexpugnable. Sólo un penal de Daniel Passarella le permitió a la Argentina descontar. En su partido número 14 en la selección, Maradona inventó una apilada genial y, de frente al arquero Clemence, definió cruzado. La pelota se perdió pegada al segundo palo. Su hermano Hugo le reprocharía no haber eludido también al arquero. Y Diego se quedó pensando...

22 de junio de 1986

Argentina 2 v. Inglaterra 1

La memoria de Dios

Seis años esperó Maradona para darle la razón a su hermano. La Guerra de las Malvinas le ponía un condimento extra al partido en el Azteca. Primero, la picardía, la mano y la avivada de la trampa. Después, la antología de mentiras contadas desde la sabiduría de la pierna izquierda. Esta vez sí, incluido el arquero Peter Shilton. El mejor gol de la historia de los mundiales. El primer triunfo ante los ingleses en las Copas del Mundo.

25 de mayo de 1991

Inglaterra 2 v. Argentina 2

Con su propia medicina

Otra vez en Wembley. ¿Esta vez sí sería posible ganar? No. Pero al menos se evitó una nueva caída. Inglaterra se adelantó dos goles en el marcador, pero la igualdad llegó por arriba, con una fórmula que es la especialidad británica: Claudio García y Darío Franco, con sendos cabezazos, sellaron el 2 a 2.

30 de junio de 1998

Argentina 2 (4) v. Inglaterra 2 (3)

Las manos de Roa

Emoción, vértigo, el golazo de Michael Owen, las endiabladas gambetas de Ortega, la expulsión de Beckham. Tensión en Saint-Etienne: la Argentina e Inglaterra se cruzan por los octavos de final del Mundial de Francia. El empate obliga al tiempo suplementario. Luego, los penales. Carlos Roa es el héroe al atajar los remates de Ince y Batty. Por segunda vez, la Argentina despide a los ingleses de una Copa del Mundo.

23 de febrero de 2000

Inglaterra 0 v. Argentina 0

Pacto de caballeros

Beckham y Simeone vuelven a cruzarse y se dan la mano. Pobre y aburrido, todo terminó en un olvidable 0 a 0. El segundo del historial.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?