Folklore con voz de mujer

Los sábados, hasta el 3 de agosto, en la Manzana de las Luces
(0)
22 de junio de 2002  

Con el título de Mujeres del Folklore en la Manzana, se realizará los sábados, a las 21, en la Manzana de las Luces (Perú 262), un ciclo que se prolongará hasta el 3 de agosto. Hoy actuará Luna Monti y el sábado próximo, Perla Aguirre.

Participarán las cantantes Marián Farías Gómez, Angela Irene, Guillermina Beccar Varela, Mónica Abraham y Luna Monti, y la cantautora Perla Aguirre. El encuentro se abrió el sábado último con la actuación de Guillermina Beccar Varela, que compartió el escenario con Mónica Abraham, y tuvo como invitada a Angela Irene.

"Estilos diferentes, diferentes pagos, ilusiones distintas, distintos caminos recorridos; vivencias femeninas, de corazones convergentes para cantar al amor, a su tierra, a la vida", así resume la gacetilla el encuentro.

Para aportar ideas, dialogan con LA NACION la cantautora Perla Aguirre y la cantante Guillermina Beccar Varela. Ambas se muestran contentas por compartir con sus pares Farías Gómez, Angela Irene, Abraham y Monti, a quienes no solamente estiman sino que admiran.

-¿Qué hará cada una en sus recitales?

-Yo -avisa Perla- haré sola, en canto y guitarra, o con caja de vidala o coplera, música criolla. Creo que con Suma Paz y Carmen Guzmán somos las únicas que quedamos cantando y acompañándonos con guitarra.

-¿Te sentís Perla Aguirre o "la hija de Arsenio Aguirre"?

-Soy lo que soy, a pesar de ser "la hija de". Ahora más que nunca. Pero toco la guitarra como tocaba él. Papá fue famoso como poeta y compositor. Temas suyos como "Guitarra trasnochada", "La dejé partir" o "El quiaqueño" (titulado primero "Adiós a La Quiaca") han perdurado en el tiempo, incluso como temas anónimos. Yo también compongo. Desde los años 70, cuando vivía con Antonio Tarragó Ros, yo escribía letras y él me alentaba. Fui muy amiga de Tejada Gómez. Después escribí versos para la música de Eugenio Inchausti, Peteco Carabajal, Raúl Carnota, Teresa Parodi. Fueron mis colegas los que me animaron a escribir. Por eso se conocen temas como "Chacarera de Sumampa", "Moreno Cambá Café" (con Antonio) y Teresa me grabó "Los matacos son así". Tarragó Ros grabó obras mías para su serie "Naturaleza", como la "Tonada de la vicuña" y la "Chamarra del laburante". La temática es variada, desde lo indígena hasta lo ciudadano, pasando fugazmente por lo testimonial. Canto al amor, a Dios, digo algunas cosas.

-¿Y vos, Guillermina?

-Estoy grabando un nuevo disco con Jorge Giuliano y Rodolfo Sánchez, a los que se suman el acordeón de Néstor Acuña y el violín de Estanislao Díaz Pumará. Será mi cuarto disco solista, además de cantar para el grupo Sanampay y otro que compartimos con Coqui Sosa. En este nuevo registro hago candombe, vals, zamba, chacarera, chamamé, milongas y landó. Lo editará un sello independiente.

Perla y Guillermina coinciden en que, en materia de canciones, todo suma. Pero que su canto es sentido y no festivalero. Perla -que nos recuerda que la primera grabación de la canción "María va" la hizo ella con Dino Saluzzi y Los Andariegos, y que fue ella quien reemplazó a Mercedes Sosa en "Romance de la muerte de Juan Lavalle", de Falú-Sabato- está consciente de que hoy todo es diferente de lo que ocurría en la década del sesenta, de la que surgieron creaciones imperecederas. Hoy se apunta demasiado a lo liviano, a lo exitista, quizá por falta de información y por buscar el éxito fácil, si bien, por suerte, hay gente joven y talentosa que no cae en eso.

Guillermina, por su parte, admite que si bien hoy es difícil encontrar composiciones valiosas, ella es respetuosa de todos los gustos. Que a veces el público disfruta con temas que a otros les parecen livianos u oportunistas. Guillermina rescata poder estar haciendo algo a pesar de la tristeza del país y de la desesperanza. Que cuando tiene que elegir temas lo primero que considera es que la poesía la emocione.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios