Amores en un pueblito

El guión está basado en una novela de Ricardo Cordero
(0)
1 de julio de 2002  

Crítico de cine, director de fotonovelas, iluminador, fotógrafo y realizador publicitario, Carlos Orgambide llegó a la realización cinematográfica en 1979 con "Queridas amigas", una historia intimista que le permitió alternar posteriormente un tono ecléctico basado en el naturalismo, el expresionismo, la ficción y el documental.

En 1996 dirigió "La maestra normal", basado en la novela de Manuel Gálvez, y tres años después realizó "Temporal", que se estrenará el jueves en el complejo Tita Merello. Para este film el cineasta tuvo como punto de referencia la novela del mismo título, escrita por Ricardo Cordero, y agrupó un elenco encabezado por Rodolfo Ranni, Ingrid Pelicori, Enrique Liporace, Jean-Pierre Noher y Francisco Cocuza.

"La idea de llevar al cine "Temporal" -explica Orgambide durante un diálogo con LA NACION- nació hace varios años, y con Estela de la Rosa escribí un primer guión, al que siguió otro en el que intervino mi hermano Pedro en su redacción. Confieso que no fue fácil acceder al rodaje, ya que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales tardó en otorgarme el crédito. Pero, por fin, la película estuvo lista."

-Dentro de tu filmografía hay géneros tan dispares como "Toto Paniagua, el rey de la chatarra", "Los insomnes" y "El acompañamiento". ¿En cuál de ellos entra "Temporal"?

-Yo no me dejo seducir por determinados géneros, sino que cuando un tema me interesa procuro llevarlo a la pantalla... Pero si de alguna manera debo calificar "Temporal", puedo decir que es una historia de amor y de desamor inserta en un pequeño pueblo, con una variedad de personajes que se desenvuelven entre sus rutinas y sus chismes. Es, también, una trama de soledades, de deseos no cumplidos, de fantasías eróticas.

Enrique Liporace, que en los últimos tiempos accedió frecuentemente a los elencos de gran parte de nuestra producción nacional -actuó en "Bolivia", de Adrián Caetano; en "El oso rojo", del mismo director, y en "No sabe/no contesta", de Fernando Mussa-, compone en "Temporal" el personaje de dueño de un bar en el que se desarrolla gran parte de la acción.

Corrupción e hipocresía

"Si de alguna manera debería definir "Temporal" -apunta-, diría que es muy chejoviana... Parece que a sus criaturas no les pasa nada en su exterior, pero muy dentro de ellas se extienden sus tensiones, sus miedos, su necesidad de huir del lugar de pertenencia y no animarse a dar el paso que los sacará de su vida monótona."

Orgambide añade: "Hay en la trama, y esto es otro de los elementos que me atrajo del libro original, mucho de corrupción y de hipocresía, algo tan de nuestros tiempos".

Respecto de la elección del elenco, el cineasta señala que "en "Temporal" trabajé con actores de primer nivel, lo que me facilitó mucho la labor de hallar el tono justo que requería la trama. Y una de las mayores satisfacciones en este rubro fue poder tener a mi lado a Enrique Liporace, un amigo desde siempre".

Liporace recuerda que en su debut cinematográfico -fue en 1963 en "La terraza", de Leopoldo Torre Nilsson- Carlos fue director de fotografía. Desde allí hasta ahora formamos un dúo siempre dispuesto a hacer proyectos y a recorrer juntos el camino del arte".

"En nuestra Argentina de hoy -ironiza Orgambide- es imposible hacer planes que sobrepasen una hora de tiempo. Pero con Enrique estamos muy entusiasmados en un video que ya comenzamos y que se titulará "Sacame una película, gordito", basado en un tango que Arolas dedicó a Mario Gallo, un italiano que, en la década del veinte, se convirtió en pionero de la cinematografía nacional. Creo que va a ser un cálido homenaje a nuestro séptimo arte, y procuraremos que del video podamos pasarlo a 35 milímetros."

"Ahora -finaliza Liporace- estamos muy entusiasmados con el estreno de "Temporal", que por fin podrá llegar al público. Y como para que la invitación para acercarse a esta película sea total, la función del jueves, a las 20, será con entrada libre y gratuita."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?