Suscriptor digital

Hadad es el nuevo dueño de Azul TV

El titular del diario BAE compró la emisora con Fernando Sokolowicz, editor responsable de Página 12
(0)
5 de julio de 2002  

Ayer al mediodía, en el Estudio Baker & McKenzie, de esta ciudad, se concretó el acuerdo de venta del canal Azul TV en favor de los empresarios Daniel Hadad, Fernando Sokolowicz y Benjamín Vijnovsky, con el 50%, el 42% y el 8% de las acciones, respectivamente. Así lo confirmaron a LA NACION varias fuentes inobjetables de asiduo contacto.

La determinación del monto de la operación, que incluye tres canales más en Resistencia, Mar del Plata y Paraná, es un asunto complejo, pues además del "cash" se incluye la asunción de pasivos comerciales y contingencias futuras. Distintas fuentes señalaron ayer a LA NACION que Hadad habría depositado en Nueva York entre US$ 12 millones y US$ 25 millones. Hace tres años el ex zar de la televisión Alejandro Romay recibió US$ 140 millones por la venta de Azul TV a Prime-Telefónica.

Asumir los pasivos

La metáfora relativa a la definición del asunto sería ésta: había ocho corredores en esta carrera de Fórmula Uno por el gran premio de Azul TV. Aunque la pole position estaba compartida entre el empresario brasileño José Hawilla y TV Azteca, de México, dada la magnitud de sus ofertas, la cúpula de Admira Media, subsidiaria del Grupo Telefónica, se decidió, a comienzos de esta semana, en Madrid, por Hadad y sus socios.

¿Por qué? "Porque en la Argentina de hoy -reflexionaron ayer fuentes inobjetables del mercado- no es mejor comprador quien más efectivo pone, sino quien está dispuesto a asumir los pasivos, las contingencias y los riesgos regulatorios de una compraventa de esta envergadura."

Dos fuentes próximas a los nuevos dueños rechazaron la existencia de un socio oculto. Ayer, insistentes versiones señalaban como tal a Héctor Colella, ex brazo derecho del difunto Alfredo Yabrán.

En honor a la verdad, ninguno de los inversores del exterior que pujaban por el canal tenía posibilidad de adquirir el ciento por ciento. La actual ley de radiodifusión impide a cualquier extranjero ser titular de la totalidad de un medio local. El proyecto de ley de protección a las industrias culturales, en trámite en el Congreso, limitaría al 30% el aporte de un inversor externo.

El trío Hadad-Sokolowicz-Vijnovsky hará, el próximo martes, su entrada triunfal en las espaciosas instalaciones que la emisora le alquila a Alejandro Romay en Palermo.

La demora obedecería a que el dinero entregado como parte del precio no pudo ser acreditado en la cuenta neoyorkina de Telefónica porque ayer fue feriado en Estados Unidos. Anoche, en su programa nocturno "Después de hora" (América TV), Hadad se despidió de su público.

Su repentina ausencia hace diez días de la conducción de ese espacio y su viaje a Nueva York agitaron las aguas la semana última. Un trascendido lo señalaba cercano a Hawilla, pero el brasileño sigue de viaje en el exterior, y otro rumor en tratativas con JP Morgan. Esto efectivamente ocurrió.

En lo inmediato, según fuentes de Azul TV, no habrá cambios en la pantalla, pese a que ayer colaboradores próximos a los compradores admitieron la pobreza de varios contenidos en el aire: "De entrada no habrá cambios, ni tampoco hubo contacto con Romay. Hoy la cuestión es entrar en Azul TV", afirmaron.

Por años, el ex Canal 9 fue tercero en audiencia, pero hoy está cuarto en las preferencias. Según Ibope, el ranking es liderado por Telefé, con 13,7 puntos, y Canal 13, con 12,4 puntos. Siguen América, con 8,4 puntos; Azul, con 6,9 puntos, y Canal 7, con 1,6 punto.

Las fuentes consultadas dijeron que Hadad, Sokolowicz y Vijnovsky están "abiertos a recibir la propuesta de algún socio del exterior en un futuro no lejano".

Ayer, el interventor en el Comité Federal de Radiodifusión, Carlos Caterbetti, se mostró sorprendido por la información sobre la venta de Azul TV a Hadad. "El único que pasó por acá y mostró sus intenciones fue Hawilla. Hoy me enteré de Hadad por la web del diario BAE". BAE es de Hadad. Sokolowicz fue el socio con quien adquirió la mayoría del paquete accionario de ese diario hace seis meses.

Anoche, el Grupo Telefónica, en Buenos Aires, mantenía el hermetismo. Esto obedece a que la comunicación oficial tiene que salir de España, donde se decidió el nombre del comprador. Hoy, por la tarde, se oficializaría la venta.

Socios con distinto perfil

Daniel Hadad irrumpió en el mundo televisivo como un heredero del estilo impuesto por Bernardo Neustadt, junto a su ex socio y hoy empleado Marcelo Longobardi. Pero muy pronto mostró audacia suficiente para mutar el traje de conductor por el de empresario.

Su primer gran golpe fue la licencia de la ex Radio Municipal, hoy Radio 10, que lidera el ranking de las emisoras de AM, obtenida en un controvertido proceso de adjudicación directa en tiempos de Menem.

Hace tres años Hadad realizó su segunda gran operación al venderle al grupo norteamericano Emmis la mayoría del paquete accionario de Radio 10 y su FM (hoy Mega) por una suma estimada en US$ 17 millones, al tiempo que conservó la gestión. Hoy, además de su propio programa, "Después de hora", su productora tiene, entre otros ciclos, "Antes de hora", conducido por Longobardi, e "Indomables", con Mauro Viale, por América.

Fernando Sokolowicz es un hombre de muy bajo perfil y alto handicap en los negocios. Fue socio de Hadad en el diario BAE y es aún editor responsable de Página 12.

Más desconocido es Benjamín Vijnovsky, ex directivo de Meller, la compañía de Páginas Doradas, que dejó hace cerca de cuatro años.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?