Suscriptor digital

Fiat ratificó su presencia en el país

(0)
6 de julio de 2002  

El grupo italiano Fiat informó ayer que los efectos negativos de su reestructuración para salir de la actual grave crisis no se sentirán en América latina y ratificó que entre los planes de la empresa no figura irse de la Argentina.

El consejero delegado de Fiat Auto, Giancarlo Boschetti, en una rueda de prensa en Belo Horizonte, sede de la filial brasileña, admitió la difícil situación financiera del grupo, pero aclaró que la empresa mantendrá sus inversiones en el Mercosur.

"Creo que la Argentina tiene futuro. En función de eso, Fiat Auto no pretende dejar el país. Nuestra fabricación está adaptada a la crisis y cuando la situación mejore podremos aumentar la producción", dijo.

El ejecutivo calificó de "delicada" la situación actual en Brasil, por motivos relacionados con las elecciones presidenciales de octubre, pero afirmó que "no hay motivos para temer una crisis como la argentina".

Tiempo de crisis

Fiat Auto controla cerca del 10 por ciento del mercado de automóviles de la Argentina, donde para 2002 se espera la venta de unas 90.000 unidades, y en Brasil lidera, con un 26 por ciento, un mercado calculado para este año en 1,9 millón de vehículos.

Boschetti reconoció la gravedad de la crisis por la que atraviesa el grupo Fiat y señaló: "Tenemos aún doce o dieciocho meses muy difíciles por delante, con pérdidas elevadas", afirmó.

Por otra parte, relativizó la posibilidad de que General Motors ejerza la opción de compra para quedarse con Fiat. Boschetti explicó que esta posibilidad sólo puede concretarse, de acuerdo con el contrato con su socio estadounidense, en enero de 2004, aunque el ejecutivo espera que el grupo italiano haya superado para entonces la severa crisis actual.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?