Suscriptor digital

Los vecinos salvaron una iglesia en La Boca

Es San Juan Evangelista, que corrió riesgo de derrumbe
(0)
25 de noviembre de 2000  

El próximo domingo se realizará una maratón, con objeto de recaudar fondos para restaurar la escuela y la parroquia San Juan Evangelista, en el barrio de La Boca, cerrada desde el 24 de mayo último por peligro de derrumbe.

El bono contribución para participar -que se puede adquirir en la iglesia, situada en Olavarría 486 y en los comercios del barrio- cuesta tres pesos y está previsto que la partida se realice a las 16 desde la esquina de la avenida Almirante Brown y Olavarría.

La parroquia había sido cerrada desde que la cúpula sufrió severos daños el 16 de mayo último, por causa de una sudestada. Por eso, desde esa fecha las misas se ofician en el gimnasio techado de la escuela parroquial, ubicada al lado del templo.

El párroco Alejandro León explicó a La Nación que la primera etapa de la reparación, que permitirá la reapertura del edificio, costará 150.000 pesos.

Además, detalló que cuentan con un anticipo de 40.000 pesos -el resto está financiado en 15 cuotas-, lo que les permitió iniciar las obras de restauración.

Los 40.000 pesos se obtuvieron así: el Club Atlético Boca Juniors, por intermedio de su presidente, Mauricio Macri, y un ex alumno de la escuela donaron 10.000 pesos cada uno. Otros 10.000 pesos fueron aportados por las cinco asociaciones italianas del barrio que concurren cada domingo a misa.

El resto del dinero llegó por donaciones de distintas asociaciones barriales y por lo recaudado en reuniones organizadas por la parroquia. También, se creó una "campaña de amigos", mediante la cual los interesados en colaborar con este proyecto compran un bono mensual de 100 pesos durante seis meses. Por último, para recibir donaciones se abrió una cuenta corriente en el Banco Francés sucursal 003 5495/2.

La encargada de las obras de reparación -que comenzaron el 21 de octubre último- es la empresa alemana Dörfler y, según los cálculos realizados, la primera etapa del trabajo estará concluida el 24 de mayo del próximo año. "La idea es restaurar la cúpula original, que era de pizarra metálica."

El padre León informó que una vez finalizada la cúpula comenzará la reparación de los techos, obra que costará 40.000 pesos. "Donde terminan las chapas se junta agua y las molduras del interior se rompen y se caen", explicó el religioso.

Finalmente arreglarán el campanario y el frente, y presumen que la totalidad de las obras estará concluida en tres años.

Un derrumbe en 1951

El 21 de octubre de 1951 se vivió el momento más fatídico de la parroquia San Juan Evangelista. El derrumbe de la bóveda central, ocurrido durante una misa, mató a 11 personas.

Pero la historia de esa iglesia nació en 1880, aunque no fue inaugurada hasta 1886. El estilo arquitectónico es neoclásico italiano y, según explica el padre León, el edificio fue diseñado por el mismo arquitecto que ideó el Congreso de la Nación, Pablo Bresana.

Cada fin de semana concurren 1200 fieles a la parroquia, según informó el párroco. "Los italianos que viven por acá vienen todos los domingos. La nona no les perdonaría faltar a misa", bromeó.

Están muy avanzadas las tratativas con el Gobierno de la Ciudad para que la parroquia San Juan Evangelista sea declarada monumento histórico de la ciudad.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?