Suscriptor digital

Daniel Grinbank: una mano amiga

El empresario provocó la revolución en Independiente: sin ser dirigente, se movilizó y creó un Fondo de Inversión; así, sumó refuerzos de jerarquía para que el equipo haga una buena campaña
(0)
24 de agosto de 2002  

Daniel Grinbank pasea despreocupadamente, en jogging y zapatillas, por su departamento de Belgrano. No tiene la imagen típica del empresario de saco y corbata, pero es ni más ni menos que el creador del Fondo de Inversión que le acercó los refuerzos a Independiente que hoy lo tienen en la cima de la tabla y lo hacen olvidar de la Promoción.

Camina tranquilo, dispuesto a ingresar en una entrevista solicitada hace meses. En la mano lleva una pera y la disfruta como el mejor de los pecados. El principal inversor del Diablo queda algo desilusionado cuando se le pide una camiseta de Independiente. "Tengo la que usó el Rolfi (por Montenegro) frente a Racing, pero la tengo que ubicar", explica afligido. Enseguida se le ocurre una idea y la lleva a cabo: hace una llamada con su teléfono celular y en cuestión de minutos la roja camiseta N° 23, con sudor y potrero de Montenegro, aparece justo a tiempo para las fotos.

En el living todo está en su debido lugar. La mirada pasea entre fonolas, radios antiguas y cuadros con fotos seriadas de los Beatles y los Rolling Stones. El único desorden visible está en su mesa de trabajo. Ahí mismo donde tendrá la nota, la primera desde que decidió reaparecer en Independiente para incorporar a Montenegro, Domínguez, Pusineri, Serrizuela, Castagno Suárez y Leo Díaz. Corre sin cuidado un fax con fechas de recitales de Shakira en España y una carpeta del grupo teatral De La Guarda. Le da un sorbo al café recién preparado y antes de empezar la nota dice: "Es difícil no mezclar las cosas y tratar de separar los tantos a lo que soy como hincha y a lo que es la cuestión del fondo, o la vaquita, como le decimos en la intimidad".

-¿Con qué figura le explicaría a la gente su papel en Independiente?

-Es bastante claro. Los intereses del Fondo de Inversión e Independiente son comunes. En la medida en que jueguen bien, los futbolistas se van a valorizar y van a llevar a Independiente a los buenos resultados deportivos, eso le va a generar plata. Hay una afinidad en el proyecto deportivo. En algún momento, como el objetivo del fondo es vender a sus jugadores, será muy insultado, como hoy es bendecido, pero está claro y nunca se mintió: este casamiento tiene la validez del vencimiento del préstamo.

-Algunos ven esto como un gerenciamiento encubierto.

-Es un absurdo. Aca hay jugadores de un fondo que Independiente contrató. Los que critican son los que agrandaron el pasivo y vivieron del club como privado sin haberlo pagado. Si no están de acuerdo están las elecciones para corregir las cosas y traer de nuevo a Toresani y a Rojas por un millón de dólares cada uno o incorporar sin cargo a Estigarribia o Fram Pacheco.

-¿Otros lo ven a usted como un salvador?

-Soy la cabeza de un grupo inversor. No soy un mecenas. Sí habría sido bueno que esto no se hiciera de urgencia, pero también es verdad que si Independiente esperaba un campeonato más la cosa era la promoción o el descenso. Eso precipitó un poco más los tiempos. Qué hubiera pasado si tenía a Montenegro, Domínguez y Pusineri y se los llevaba River. Si allá se hubieran valorizado muy bien yo habría sido el peor. El ataque no hubiera sido con el gerenciamiento encubierto, sino con que era el peor h... de p...

-¿No puede generar suspicacias su buena relación con los dirigentes actuales del club?

-La suspicacia es lógica. Pero la prueba es que a estos jugadores los querían Boca y River. Que los socios se queden tranquilos: no soy dirigente ni lo voy a ser.

-¿El Fondo sólo trabajará con el Rojo?

-Independiente hoy es una opción, pero no la única. Va a haber otros clubes con los que vamos a hacer negocios. Esto está hablado y es fundamental. Además, hubo jugadores que me pidió Gallego que no coincidían con lo que yo creía que servían para el fondo por el valor de reventa.

-O sea que, terminado el préstamo, Montenegro podría jugar en River o en Boca, por ejemplo.

-Absolutamente. Es obvio que Independiente va a tener la prioridad. Creo que a Montenegro le convendría tener una estabilidad de varios campeonatos en un club. Porque viene viviendo como un gitano del fútbol. La independencia mía y la del club es absoluta.

-¿Y con Racing negociaría?

-Creo en la ética en los negocios y eso contesta la pregunta.

Un zar de la industria del ocio

Daniel Grinbank nació el 12 de mayo de 1954. Hijo de madre católica, Rosa Romero, y de padre judío, Eugenio, le dedicó la vida a la industria del ocio y del entretenimiento, según sus propias palabras.

Desde que tenía 15 años fraccionaba su tiempo entre los estudios y la música, como disc jockey. Incursionó de a poco en el mundo de los reflectores; mientras el negocio se encaminaba ayudó a su padre en la fábrica de cajas de cartón, pero el objetivo siempre apuntó hacia otro lado.

A los 18 años tuvo su primer programa de radio en Del Pueblo, que se llamó "Arrock". Con el tiempo, el micrófono en el que debutó sería suyo: radio Del Pueblo se convirtió en Radio Buenos Aires y su FM se transformó en la Rock & Pop, de la que hasta hace algún tiempo fue propietario Grinbank. Poco después comenzó su tarea como productor. Y como impulsado por la sangre, siguió los pasos de su tío Herb Cohen, manager nada menos que de Frank Zappa y Alice Cooper, estrellas del rock.

En nuestro país, Grinbank produjo a Charly García, Mercedes Sosa y Los Fabulosos Cadillacs, entre otros. Su trayectoria internacional incluye nombres de lujo. Grinbank puede jactarse de haber traído a la Argentina talentos tales como los Rolling Stones, Paul McCartney, Prince, Eric Clapton, INXS, David Bowie, Sting, Madonna, U2, Peter Gabriel y The Police. Hombre inquieto, expandió sus emprendimientos en grandes obras teatrales. Y hasta tuvo su discográfica: DG Records.

A su hijo Federico, estudiante de secundaria, le transmitió la pasión por la música, pero no logró inculcarle la pasión por el fútbol.

En enero próximo se cumplirán 30 años de la organización de su primer recital. Fue con el grupo Arco Iris, en Miramar. De allí en más, todo lo conocido...

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?