Suscriptor digital

La Argentina irá por el éxito y el pasaporte para Sydney

En la última fecha del torneo, desde las 14.10, en Londrina, el Sub 23 jugará frente a Chile por la clasificación; si empatan habrá penales; una vez más, Pekerman no dio a conocer la formación.
(0)
6 de febrero de 2000  

LONDRINA, Brasil.- Se escuchan gritos y risas que nunca antes habían sonado en el inmenso tubo que forman los 20 pisos del hotel Bristol. Salen del piso 19, donde los integrantes del plantel argentino pasan la mayor cantidad del día concentrados. Llama la atención, después de tanto silencio y ruido a encierro. Se asoma una cabeza y guiña el ojo, que acompaña una sonrisa cómplice por haber alcanzado lo que tanto buscaban: quedar a un triunfo de la codiciada clasificación para los Juegos Olímpicos de Sydney.

La travesía llega a su fin. Apenas 90 minutos separan la loca alegría del profundo dolor. Ya no hay caras largas como aquellas que se vieron después de la derrota con Brasil. Y eso es bueno. La Argentina recuperó el ánimo perdido más pronto de lo pensado y esto resulta, al fin y al cabo, más importante que los dolores que padecen algunos jugadores. Nadie, por más molestia que tenga, quiere perderse el compromiso que hoy, a las 14.10 de nuestro país, el Sub 23 tendrá con Chile, pero sólo once serán elegidos para luchar por alcanzar los anillos. Desde las 16.10, Brasil irá por el título ante Uruguay.

La Argentina y Chile son dos viejos conocidos, sobre todo desde que José Pekerman asumió la conducción técnica de los seleccionados argentinos, pues su paso como entrenador de los juveniles de Colo Colo le permitió conocer la base de los futbolistas que hoy actúan en el seleccionado chileno. Entre ellos está su figura y capitán, Héctor Tapia.

"Chile es uno de los candidatos a clasificarse para los Juegos", dijo Pekerman antes de comenzar el torneo, pero esa frase pasó pronto al olvido ante la casi segura eliminación de Chile tras la derrota con Colombia por 5 a 1, en la primera rueda. Pero no fue así. El triunfo de Brasil sobre los colombianos por 9 a 0 les devolvió el alma al cuerpo a los chilenos, que al enviar a Rafael Olarra y a Claudio Maldonado a Santiago para incorporarse al seleccionado mayor, demostraron que no creían en el milagro que luego hizo Brasil.

Chile va por su segunda participación en los Juegos Olímpicos. La Argentina conseguiría la sexta (aunque en 1980 no intervino porque adhirió al boicot a Moscú que llevaron adelante los Estados Unidos) si hoy sale victoriosa del partido o en la definición por penales (ver aparte).

Después de una semana difícil debido a las derrotas con Uruguay y Brasil, la Argentina llega con el ánimo bien alto a la definición gracias a la buena imagen que dejó el triunfo de anteayer sobre Uruguay por 3 a 0. Chile, en cambio, viene de una previsible caída con Brasil, que si bien no influyó en el estado de ánimo -según cuentan en el Hotel del Lago-, no deja de ser una derrota.

Mientras el técnico chileno, Héctor Pinto, confiesa que "la Argentina es un equipazo" y que le "encantaría dirigir a Aimar, Riquelme y Saviola", Pekerman mantiene la cautela, comparte elogios para Chile y opta una vez más por confirmar el equipo antes del partido. "Hay varios jugadores que tienen que recuperarse", dijo el técnico en obvia alusión a Gabriel Milito y Lionel Scaloni, que pese a sufrir algunos dolores, hoy serán titulares.

La duda argentina surge en el ataque, pues Pekerman aún no encontró el acompañante ideal de Romeo. Biagini fue el último titular, pero no extrañaría que Riquelme lo reemplace y Aimar juegue de media punta; también habrá que tener en cuenta que Saviola o Messera podrían jugar al lado del goleador de San Lorenzo.

Cambio en la definición

LONDRINA, Brasil (De nuestros enviados especiales).- Por pedido de Chile y de la Argentina, y con la anuencia de la FIFA, la Confederación Sudamericana de Fútbol modificó el punto siete del reglamento del sistema de desempate del Preolímpico. En lugar de efectuarse un sorteo para definir el segundo clasificado para Sydney, resolvió que en caso de igualdad, habrá penales. El pedido nació porque la Argentina y Chile tienen la misma cantidad de puntos, goles a favor y goles en contra, y un empate hoy dejaría todo equilibrado.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?