Suscriptor digital

Murió el actor Hugo Caprera

Se destacó en la televisión, pero también en cine y en teatro
(0)
7 de septiembre de 2002  

La diabetes y el corazón terminaron por abatir a Hugo Caprera, que falleció anteayer y fue inhumado ayer en el Panteón de Actores de Chacarita.

Santafecino, había nacido el 25 de diciembre de 1925. De origen italiano, su familia llegó a estas tierras con la esperanza de encontrar trabajo y prosperidad. Hugo fue el cuarto hijo del matrimonio Caprera y el único argentino. Su padre, ferroviario, tenía que cambiar continuamente de destino. En uno de ellos, en Tucumán, Hugo tuvo la oportunidad de acercarse a un ámbito que iba a despertar su vocación y sus sueños. Eran pequeños tablados donde los artistas ambulantes preparaban una especie de varieté. Un día, superando su timidez, se ofreció para cantar y fue la primera oportunidad en que ganó su propio dinero: dos pesos moneda nacional.

Decidido a seguir su vocación, cuando la familia llegó a Buenos Aires, y siendo todavía un chico, leyó un aviso donde pedían niños cantores. Sin pudores, fue a dar la prueba en la iglesia Regina Martirum, donde cantó "Cuando llora la milonga". De esta manera ingresó en la compañía García-León Perales.

Fue el inicio de una carrera que continuó al ingresar, a los 12 años, en el coro infantil del Teatro Colón. Pero cuando cambió la voz y tuvo que dejar de cantar, intuyó que en la actuación estaba su futuro.

En 1945 ingresó en el Instituto de Arte Moderno y supo, al pisar el escenario para interpretar "Nuestro pueblo", de Thornton Wilder, que había alcanzado su destino.

Si bien el teatro era su gran pasión, no descuidó las posibilidades que le brindaba el cine y la televisión.

Su filmografía comprende catorce películas con papeles secundarios. Entre ellas figuran "La aventura de los paraguas asesinos" (1979), "Las venganzas de Beto Sánchez", "Juguemos en el mundo" (1971), "Libertad bajo palabra" (1961) y "La mano en la trampa" (1961).

En cambio, la televisión fue más generosa con los papeles importantes, en programas como "Yo soy porteño", "Historia de jóvenes" o en el sketch de "Los gladiolos", que interpretaba junto con Elsa Daniel en "Matrimonios y algo más".

Su apasionada dedicación al teatro tuvo su compensación el 22 de enero de 1974, cuando estrenó en los Altos de San Telmo la versión de "Orquesta de señoritas", de Jean Anouilh, acompañado por Santiago Doria, Alberto Fernández de Rosa, Zelmar Gueñol, Alberto Busaid, Esteban Peláez y Carlos Marchi. La obra permaneció ocho años en cartel, dos de los cuales se desarrollaron en España.

Fue esta obra, donde interpretaba a la directora de orquesta, la que le permitió un lucimiento inusual. El siempre afirmaba que todo actor esperaba la gran oportunidad. A él le llegó con esta obra de Anouilh.

Siguió trabajando esporádicamente y su última aparición fue en la temporada 1997 del Teatro San Martín, en "Trilogía del veraneo".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?