Suscriptor digital

Santa Fe recupera su puente colgante

Lo había destruido una crecida
(0)
9 de septiembre de 2002  

SANTA FE.- Después de 19 años, cuando la furia desenfrenada de la creciente de 1983 destruyó una parte de su estructura, desde el último fin de semana se encuentra rehabilitado, por ahora sólo al paso peatonal, el puente colgante Ingeniero Rafael Marcial Candioti, de 300 metros de largo, que une ambas orillas de la laguna Setúbal, en el acceso este a esta capital.

Sin ceremonia previa, el último fin de semana, los obreros de la empresa que concretó los trabajos -desde la instalación de la pila este (destruida en 1983) hasta la construcción de la nueva carpeta asfáltica, aceras e iluminación- levantaron las vallas de seguridad y un grupo reducido de santafecinos volvió a caminar sobre este símbolo provincial.

Sólo el 28 del actual -fecha en que se recuerda su caída- quedará habilitado al paso vehicular, lo que servirá para descomprimir el tránsito que registran el barrio El Pozo, el Polo Tecnológico y la Ciudad Universitaria, que se instalaron en los últimos años en la zona, camino a Paraná.

Para recuperar el puente colgante se invirtieron 7.929.818 dólares. El Banco Interamericano de Reconstrucción y Fomento financió el 70 por ciento y el resto lo aportó la provincia.

"Esta era una promesa. Mi abuelo, Miguel Scola, trabajó en la construcción del primer puente (inaugurado en 1927). Cuando lo derrumbó parcialmente la creciente del 83, me prometí que el día que lo rehabilitaran iba a hacer lo imposible para estar", sostuvo Gloria Gauna, una de las primeras en acceder al puente, cuyo trayecto realizó entre lágrimas.

No hubo acto, ni corte de cinta, ni siquiera funcionarios o dirigentes políticos. Hubo sí en todos los presentes un mismo sentimiento, aquel que se multiplica por los recuerdos. Muchos recordaban anécdotas vividas en el lugar, como el caso de Chacho Menegón, adiestrado piloto, que a mitad del siglo pasado, apuesta mediante para honrar sus deudas, pasó por debajo del puente colgante con una avioneta, aprovechando una pronunciada bajante de la laguna.

Perpetuar el momento

Ahora casi todos intentaban perpetuar el momento con una fotografía, mientras cuidadosamente se respeta la indicación de circular sólo por la carpeta asfáltica. Es que las aceras laterales estarán concluidas esta semana, con sus respectivas barandas de protección.

El puente rehabilitado conserva los parámetros básicos de diseño geométrico del proyecto original, que desarrolló la empresa Chantier & Atelier de la Gironde, de Francia, y mantiene la aplicación del sistema de suspensión.

El puente colgante santafecino comenzó a construirse en 1924 y se habilitó al tránsito vehicular el 8 de junio de 1928. A las 16.30 del 28 de septiembre de 1983 -una tarde fría y lluviosa-, la extraordinaria crecida de los ríos en la zona derrumbó su pila este. En 1994 se aprobó un proyecto legislativo para gestionar un crédito destinado a recuperar el puente. Las obras se iniciaron en el año 2000.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?