Hay 18 jugadores suspendidos

La AUF lo hizo en forma preventiva, tras el informe del árbitro; Pablo Islas, entre ellos
(0)
1 de diciembre de 2000  

MONTEVIDEO (EFE).- El Tribunal de Penas de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) suspendió en forma preventiva a 17 jugadores de Nacional y de Peñarol y al técnico de este último, Julio Ribas, por los incidentes registrados el pasado domingo tras la disputa del clásico del fútbol de este país, que finalizó igualado en un tanto en el estadio Centenario.

El fallo involucra a diez jugadores de Peñarol, seis de ellos encarcelados desde el lunes pasado por disposición judicial, y a siete del Nacional, de los cuales tres también están presos.

El Tribunal señaló que para aplicar esta sanción se tuvo en cuenta el "informe confidencial" del árbitro Sergio Komjetan y la actuación del juez del octavo Juzgado Penal de Montevideo, Pablo Eguren, que decretó los procesamientos.

Los jugadores suspendidos por el tribunal deportivo son Gabriel Cedrés, Marcelo De Souza, Luis Romero, Federico Elduayen, Enrique De los Santos, José María Franco, Fabián Césaro, el brasileño Cafu, Darío Rodríguez, Martín García y el entrenador Julio Ribas, todos del Peñarol.

De Nacional fueron sancionados el argentino Pablo Islas, Marco Vanzini, el brasileño Jorge -Jorgeao- Da Costa, Martín del Campo, Richard Morales, Mario Regueiro y Alejandro Lembo.

En la Cárcel Central de Montevideo están presos, acusados del delito de "riña" agravado por la creación de "alarma social", Elduayen, Rodríguez, De los Santos, De Souza, García, Césaro, Vanzini, Regueiro, Morales y el técnico Ribas.

Fuentes del Tribunal deportivo dijeron que a las 18 sanciones preventivas podrían agregarse otras, una vez que culmine el estudio de todos los vídeos registrados por 12 cámaras de seguridad del estadio y por los canales de televisión que trasmitieron el partido del domingo último.

Mientras tanto, ayer la Justicia uruguaya denegó el pedido de los abogados defensores de los futbolistas encarcelados para que pudieran entrenarse en un complejo deportivo militar.

Amadeo Otatti, el penalista que defiende a los jugadores de Peñarol, confirmó que los magistrados que actúan en esta causa consideraron que no se podía hacer lugar a esa solicitud, también planteada por los abogados que manejan los intereses de Nacional.

Otatti explicó que en el Uruguay las salidas transitorias se permiten sólo a los 90 días de reclusión, situación que no es la de los futbolistas de Peñarol y Nacional.

En lo futbolístico, Peñarol, que anteanoche se impuso a River por 4 a 0, tiene 39 puntos y necesita una victoria en la última fecha para consagrarse campeón del Clausura, hecho que lo obligaría a medirse con Nacional -obtuvo el Apertura- por el título de campeón uruguayo, una serie de partidos que se disputarán desde el miércoles próximo.

Mientras tanto, Defensor batió anoche a Nacional por 3 a 2 y está a dos puntos de Peñarol. Si gana el domingo próximo y el puntero empata o pierde, podría beneficiarse y conquistar el certamen.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?