Absuelven a los acusados de asesinar a Gangeme

No se encontró la prueba del delito
(0)
13 de septiembre de 2002  

TRELEW.- La bala que mató al periodista Ricardo Gangeme no fue disparada por el revólver Smith & Wesson secuestrado por la Justicia, por lo que ayer fueron absueltos Osvaldo Daniel Viti, como instigador del homicidio; Gustavo Fabián Smith, como autor material, y Alejandro Zabala, como partícipe necesario, en el juicio oral que se les siguió en esta ciudad.

Así lo decidieron los jueces Juan Angel Di Nardo, Roberto Rubén Portela y Daniel Rebagliati Russell, de la Cámara I del Crimen del Noreste del Chubut. El fallo desató aplausos y llantos emocionados en los familiares de los acusados.

Los camaristas tomaron en cuenta un peritaje practicado por expertos de la Policía Federal al proyectil de plomo deformado extraído del cráneo del editor del semanario El Informador Chubutense, que fue asesinado en la madrugada del 13 de mayo de 1999.

Gangeme fue muerto de un balazo frente al edificio de departamentos donde vivía, situado en pleno centro de Trelew, a 100 metros de una comisaría y de la Unidad Regional de la Policía del Chubut. El disparo ingresó por el ojo izquierdo, sin orificio de salida, lo que provocó la muerte del periodista.

El fiscal Ricardo Vázquez Pellegrini, cabe recordar, había solicitado la reclusión perpetua para los imputados.

El juicio oral y público tuvo aristas polémicas cuando, el 27 de agosto último, el debate debió postergarse por dos días luego de que el defensor oficial ante los tribunales de Trelew, Rodolfo Mariano Miquelarena, denunció un supuesto complot judicial y policial para mantener a los imputados vinculados con el proceso y habló de la existencia de una negociación por parte del juez de instrucción Ricardo Basílico.

El proyectil que terminó con la vida del periodista Ricardo Gangeme fue sometido a varios análisis. El primero, realizado por la policía chubutense; el segundo, por la Gendarmería Nacional, y el tercero, por la Policía Federal. El perito de la policía provincial concluyó que el proyectil posiblemente había sido disparado por el revólver que pertenecía a Alejandro Zabala. La Gendarmería, en cambio, afirmó que no le resultaba factible identificar en forma categórica la bala con el arma.

Los camaristas tomaron en cuenta para el fallo el informe de los expertos de la Policía Federal, para quienes no era posible arribar a una conclusión.

Entonces, la Cámara I del Crimen consideró que no se había podido determinar la identidad del proyectil sometido a peritajes y por ello declararon en la sentencia que la bala hallada en el cráneo de Ricardo Gangeme no había sido disparada por el revólver de Zabala. Dado que el expediente "se construye fundamentalmente alrededor del arma secuestrada a Zabala, debe necesariamente concluirse en la absolución de los traídos a juicio", dispuso.

Los tres imputados escucharon la sentencia sentados frente al tribunal tomados de la mano, mientras sus familiares, que colmaron el recinto, lloraban a medida que escuchaban las resoluciones de los camaristas.

A la lectura de la sentencia asistieron Pablo Gangeme, hijo del periodista asesinado, y su abogado, Alejandro Vecchi, que se mostró indignado con el fallo. Dijo que tras la absolución "la mafia de Chubut está de fiesta, porque los asesinos de Gangeme siguen libres y el crimen del periodista muy difícilmente va a ser esclarecido".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?