Capturaron un buque que pescaba ilegalmente

La corbeta ARA Spiro disparó dos cañonazos intimidatorios
(0)
6 de febrero de 2000  

La corbeta Spiro, de la Armada Argentina, disparó dos cañonazos y capturó ayer a un buque pesquero de bandera de Taiwan, que operaba en forma ilegal en la zona económica exclusiva.

"La Marina de Guerra ha capturado un barco pesquero extranjero que invadió la zona continental", anunció, apenas se enteró del procedimiento, el presidente Fernando de la Rúa. Lo hizo durante una conferencia de prensa ofrecida en Resistencia, Chaco, adonde realizó una visita junto con miembros de su gabinete.

La captura del buque pesquero taiwanés, bautizado Hou Chun 101, ocurrió en el mediodía de ayer, luego de casi doce horas de persecución por parte de la corbeta Spiro, que había participado de la misión argentina en el Golfo Pérsico.

Según el relato oficial de la Armada, los tripulantes de la corbeta argentina avistaron al pesquero poco antes de la medianoche de anteayer, cuando éste se hallaba navegando 2,5 millas dentro de la zona económica exclusiva, a la altura del golfo San Jorge.

"La corbeta se dispuso a identificarlo y verificar si la actividad de pesca que se encontraba realizando estaba dentro de la ley. El pesquero, de inmediato, finalizó sus tareas e inició una maniobra de escape hacia aguas internacionales, sin contestar las reiteradas llamadas que la corbeta hizo por radio para que detuviera su marcha y se confirmara su infracción", relata la Armada, en un comunicado oficial firmado por el capitán de navío Héctor Césari.

Para la captura del buque, la corbeta fue asistida por un helicóptero. "Se reiteró en varias oportunidades (al buque taiwanés) que depusiera su actitud, sin obtener respuesta por parte del Hou Chun 101, que realizó maniobras agresivas que comprometieron la integridad de los buques", informó la Armada.

El desenlace

A las 11.15 de ayer, la corbeta Spiro, siempre asistida por un helicóptero, disparó "en forma intimidatoria de advertencia conforme a los procedimientos legales establecidos", se aclaró oficialmente.

El secretario de Agricultura, Antonio Berhongaray, detalló que las municiones utilizadas por la Armada fueron elaboradas con material inerte, que no podría haber ocasionado la explosión del buque.

Quince minutos después de los disparos y a casi 12 horas desde el comienzo de la persecución, el buque de Taiwan detuvo su marcha, con lo que se permitió que los efectivos navales abordaran el pesquero, que fue trasladado hasta un puerto argentino, donde se labraron las actuaciones judiciales y administrativas pertinentes.

Según Berhongaray, desde que asumió su cargo, en diciembre último, se capturaron quince buques que realizaron pesca ilegal.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios