Suscriptor digital

Dejó de operar la empresa de transporte Río de la Plata

La Justicia decretó su quiebra hace un mes; 700 personas quedarían sin trabajo
(0)
3 de octubre de 2002  

LA PLATA.- Después de arrastrar problemas por más de cuatro años, la empresa de transporte de pasajeros Río de la Plata finalmente esta semana dejó de operar, tras haber sido declarada su quiebra.

La medida de la Justicia además de provocar no pocos trastornos a los aproximadamente 20.000 platenses que diariamente se trasladan desde esta ciudad hasta la Capital Federal, genera la peor de las incertidumbres para los 700 empleados de la empresa de transporte.

Nacida cuatro décadas atrás con el nombre de Expreso Buenos Aires, la firma llegó a trabajar con la mayor parte de los pasajeros que diariamente se trasladaban de La Plata a la Capital Federal y que ahora sólo cuentan con los servicios de la firma Costera Metropolitana.

El final de la empresa comenzó a definirse el 20 de agosto último. Ese día, el titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N°1 de la ciudad de Buenos Aires, Juan José Dieuzeide, decretó la quiebra de la compañía, por una deuda de 10.000 pesos.

Desde esa fecha, y hasta hace ocho días, los trabajadores continuaron cumpliendo con sus tareas, a sabiendas del final anunciado de la compañía. Pero finalmente los problemas terminaron por imponerse por sobre la voluntad de los empleados del Río de la Plata.

Sin embargo, esta crónica sobre la decadencia de la compañía empezó a escribirse en 1998, cuando la empresa se declaró en convocatoria de acreedores.

Pero los inconvenientes se profundizaron el año pasado, cuando los empleados, ante la reiterada falta de pago de sus salarios, protagonizaron un paro total de actividades que se extendió por un plazo de dos meses.

El final de la medida de fuerza, en noviembre de 2001, coincidió con el gerenciamiento a cargo de los propietarios de otra firma de transporte de pasajeros, Expreso Paraná, aunque el panorama de la empresa no mejoró.

Esfuerzos infructuosos

Los esfuerzos por parte de los trabajadores tampoco resultaron suficientes, ya que una vez retirada la gestión encargada del gerenciamiento, conformaron una cooperativa que, también, se vio superada por los cada vez más altos costos de mantenimiento.

Ahora entre los choferes y empleados de la empresa renace una mesurada esperanza, cuando destacan que será la Justicia la que en las próximas semanas deberá elegir a alguno de los cuatro oferentes que en los últimos días exteriorizaron su interés por adquirir la compañía de transporte.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?