Fue destituido el fiscal anticorrupción de Córdoba

Luis Juez fue relevado esta tarde de su cargo por el gobernador en funciones Hernán Olivero; más de 300 personas se acercaron a su oficina en repudio a la decisión del gobierno provincial
(0)
10 de octubre de 2002  • 19:01

El Fiscal Anticorrupción de Córdoba, Luis Juez, fue destituido esta tarde a través de un decreto firmado por el gobernador interino Hernán Olivero.

Juez, quién se desempeñaba como fiscal anticorrupción desde mediados de 2000, ya denunció a más de 30 funcionarios del gobierno de la provincia de Córdoba, entre ellos a la esposa de De la Sota, y secretaria General de la Gobernación, Olga Riutort.

En conversaciones con Infocívica el ex-fiscal acusó al gobernador en uso de licencia, José Manuel de la Sota, de que "viaja por el país diciendo que Córdoba es la capital de la lucha contra la corrupción y no hizo otra cosa que vaciar la fiscalía, despedir empleados, poner freno a las investigaciones". El decreto que destituye a Juez se basa en una defensa que realizó el fiscal cuando se desempeñaba como vocal del directorio de Vialidad y patrocinó a un policía, amigo suyo. "Está bien, me estuvieron investigando 39 años y de lo único que me pueden acusar es de haber defendido gratis a un policía", dijo.

Anteayer el Fiscal estuvo conversando con Poder Ciudadano y había manifestado su percepción de que el gobierno no estaba colaborando con las investigaciones que estaba llevando adelante. Contó que en su oficina se mantiene, por ejemplo, todo el verano la calefacción prendida, que le han cortado el agua y que no recibe respuestas cuando hace los reclamos pertinentes, además de que le bajaron dos veces su sueldo de fiscal. Con respecto a las denuncias que ya están radicadas dijo que "las investigaciones van a seguir igual en la justicia, las pruebas contra los funcionarios son tan contundentes que no van a poder hacerse los distraídos".

"Este caso refuerza la necesidad de que este tipo de organismos de control no dependan de quienes deben ser controlados. Y también este hecho puntual sirve para terminar con el peligroso reclamo de "que se vayan todos" porque evidentemente si no discriminamos entre los funcionarios que trabajan correctamente y los representantes ineptos o corruptos, los que terminan yéndose son los que se tienen que quedar", sostuvo Carlos March, Director Ejecutivo de Poder Ciudadano.

Más de 300 personas están manifestando frente a la oficina del ex fiscal, en la Avenida General Paz, una de las más importantes de la Ciudad. También se encuentran allí los ciudadanos que están juntando firmas para pedir la revocatoria del mandato del intendente de Córdoba, Germán Kammerath. Llevan juntadas hasta el momento más de 54.000 firmas y esperan llegar a las 90.000 para fin de mes.

Fuente: Infocívica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?