0

Ruckauf y la policía resultaron aplazados en derechos humanos

El documento señala que hubo abusos de fuerzas de seguridad
0
8 de diciembre de 2000  

La violencia policial y la gestión de Carlos Ruckauf en la provincia de Buenos Aires preocupan a la organización Human Rights Watch, que ayer difundió en Washington su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo.

También se concentra en el avance de las causas iniciadas contra militares por violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar.

En su capítulo sobre la Argentina, el trabajo recuerda que el gobernador bonaerense hizo campaña apelando a la "mano dura contra los delincuentes" y que luego nombró "al ex militar rebelde Aldo Rico para el puesto de ministro provincial de Seguridad". También destaca que su sucesor, Ramón Oreste Verón, "afirmó ser el agente con más muertos en sus espaldas de toda la historia de la provincia".

El informe de la organización no gubernamental (ONG) señala que se denunciaron "con frecuencia torturas y muertes en las comisarías de la policía, y aunque se investigaron y procesaron algunos de los casos de abusos, otros quedaron sin investigar".

Human Rights Watch es una prestigiosa organización de lucha por los derechos humanos que tiene sede en Washington y fue fundada en 1978. El informe consta de 540 páginas y abarca a 70 países.

En el capítulo argentino, recorre casos de abusos policiales registrados en las provincias de Santiago del Estero, La Rioja, Corrientes, Jujuy, Buenos Aires, Mendoza y Córdoba.

Estreno para De la Rúa

Cuando trata la situación de ex militares acusados de haber violado los derechos humanos, destaca que Fernando de la Rúa se estrenó en la presidencia con la detención de dos militares en el exterior. Se refiere a Ricardo Miguel Cavallo, preso en México, y Jorge Olivera, encarcelado en Roma, pero que luego salió en libertad.

"El gobierno de De la Rúa no intentó obstruir los casos y se limitó a ofrecer asistencia consular a los detenidos", sostiene Human Rights Watch.

Por otro lado, señala la actitud del jefe del Ejército, teniente general Ricardo Brinzoni, que calificó la detención de Olivera como una "ofensa a la justicia argentina".

El informe hace referencia al proceso iniciado en la Argentina contra el ex dictador chileno Augusto Pinochet por el asesinato de Carlos Prats. "Un juez argentino echó por tierra el mito de que la justicia internacional consiste en que los países del Norte impongan su voluntad a los del Sur y solicitó la extradición de Pinochet", festeja la organización no gubernamental.

Recuerda el reclamo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se revise la condena a los presos por el ataque al cuartel de La Tablada, "en vista de las graves irregularidades que habían viciado el primer proceso".

Sobre el resto de los países de América latina, afirma que los derechos humanos se siguen violando en la región, en especial en Colombia, pese a que hubo "algunos logros".

"Colombia constituye la crisis más urgente en cuanto a derechos humanos en la región", señala.

También dice que la lucha contra la impunidad tuvo una importante victoria cuando Chile despojó a Pinochet de su inmunidad tras el regreso del general a su país, luego de la detención que sufrió en el Reino Unido.

El informe de Human Rights Watch agrega que la impunidad de las fuerzas de seguridad sigue siendo un grave problema en la Argentina, Brasil, Guatemala, Haití, México y Venezuela.

El trabajo se difundió a tres días del Día de los Derechos Humanos, que se celebrará el próximo domingo en todo el mundo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios