Kamchatka: tras el Oscar despierta más interés

Luego del anuncio cuadruplicó público
(0)
3 de noviembre de 2002  

La selección de "Kamchatka" como representante argentina para el premio Oscar en la categoría de mejor película extranjera parece haber revitalizado de manera sorprendente su carrera comercial.

El nuevo film de Marcelo Piñeyro, protagonizado por Ricardo Darín y Cecilia Roth, fue lanzado por la poderosa productora Patagonik -en la que conviven la distribuidora Buena Vista International, perteneciente al grupo Disney, Artear (Grupo Clarín) y Telefónica Media- con un fuerte dispositivo promocional en el que se invirtieron más de 600.000 pesos, pero las cifras de su primer fin de semana en cartel (44.000 espectadores en 48 salas) resultaron bastante modestas.

La situación empeoró todavía más durante el segundo fin de semana de explotación (38.000 entradas vendidas), con una caída superior al 12 por ciento. Sin embargo, la amplia repercusión mediática (con entrevistas y columnas de todo tipo) que se produjo a partir del lunes último, cuando "Kamchatka" fue elegida por las entidades de la industria del cine local para participar en la carrera por el Oscar, catapultó las posibilidades comerciales de este sensible retrato de las vivencias de una familia que sufre en carne propia las consecuencias de la represiva dictadura militar de los años 70.

Entre el lunes y el miércoles último "Kamchatka" convocó a 33.500 personas, pasando del cuarto lugar que había obtenido en el fin de semana anterior al primer lugar de las preferencias, superando incluso a tanques de Hollywood como "Dragón rojo" y "Scooby-Doo" y a la taquillera comedia romántica "Mi gran casamiento griego". Esa cifra, además, representó un significativo aumento del 30 por ciento respecto de los 25.800 espectadores que habían visto el film entre el lunes 21 y el miércoles 24 de octubre.

Así, más allá del ambicioso plan de marketing que incluyó una presentación simultánea en todos los canales de televisión, este "renacimiento" de "Kamchatka" demuestra el grado de influencia que pueden tener las recomendaciones de referentes mediáticos, el "boca en boca" que se produce entre el público y la innegable atracción que despierta el sello del Oscar.

Hasta dónde puede llegar ahora la evolución de "Kamchatka" es algo muy difícil de proyectar, especialmente si la película efectivamente consigue el 11 de febrero próximo una de las ansiadas cinco nominaciones. Pero los cálculos originales de la empresa Patagonik -que ubicaban las cifras finales en torno de los 500.000 a 600.000 espectadores- pueden superarse, si se tiene en cuenta que en sus dos primeras semanas de explotación ya acumuló más de 140.000 entradas vendidas. Piñeyro y compañía, queda claro, deben estar brindando por los beneficios inesperados del "efecto Oscar".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?