Suscriptor digital

Polarización: Boca y River son los dueños de la pelota

Según la consulta exclusiva, ambos gobiernan en el corazón de los argentinos; la pasión disminuyó en los otros equipos grandes
Carlos Beer
(0)
16 de diciembre de 2000  

Desde hace mucho tiempo, el deporte dejó de lado su mera escencia lúdica hasta tener que tomarlo bajo otro aspecto analítico. En este sentido, en la Argentina el fútbol es un verdadero fenómeno social que sigue metido en la piel de la gente. Si bien la pasión individual no entiende de aritmética, eternas discusiones de bares giraron alrededor de la misma pregunta: ¿qué equipo tiene más hinchas?

Según una encuesta para La Nacion de la consultora Gallup Argentina sobre 1254 personas (ver la ficha técnica aparte), surgen algunos datos interesantes para el manual del futbolero argentino:

1) Boca no es la mitad más uno, pero manda. Los números están alejados del famoso 51%, pero dan las preferencias de la gente en el 41% de los casos, superando por un 9% a River: 32 por ciento.

2) Caen los otros grandes. Realizando una comparación con un sondeo similar efectuado por la misma firma en 1994, resulta llamativa la caída de los otros grandes con un 11% (Independiente, 5%; Racing, 4%; San Lorenzo y Vélez, 1% cada uno) que perdieron hinchas en similar proporción al que ganaron River (5) y Boca (7): 12%. Aquí sigue una lectura inmediata: así como en el rubro deportivo se da una polarización del fútbol, la tendencia, según esta encuesta, indica que lo mismo sucede en las tribunas. La encuesta arrojó que Independiente posee un 8% de simpatizantes, San Lorenzo, un 6%, Racing, un 3%, Vélez, un 1% y Huracán, un 0,3%.

3) Mucha gente se declaró indiferente por el fútbol. Si bien en las calles parece vivirse un clima netamente futbolístico, un 18% de los encuestados se declaró indiferente por el fútbol (9% de los hombres y 26% de las mujeres), con un crecimiento del 1% respecto de 1994. Es decir, dos de cada diez entrevistados. En cuanto al fanatismo, también es significativo el aumento de quienes se consideran hinchas de un equipo: se pasó del 16% al 27%. Asimismo, los simpatizantes cayeron en esa misma cifra: 11 por ciento.

Esta indiferencia encuentra algunos puntos donde crece en forma considerable: entre las mujeres (obviamente), los universitarios, los niveles socioeconómicos más altos y en la Capital Federal.

En el juego de las comparaciones, algunos sectores mostraron una mayor adhesión que otros. En edades, los que tienen entre 18 y 24 años muestran una mayor actitud de identificación con el fútbol que los mayores de 64: 32% contra 22%. Los que poseen un nivel de educación inferior (primario) participan más que los de mayor estudio (universitarios): 29% contra 24%. A menor nivel socioeconómico se percibe un aumento de adhesión: 31% en la clase baja contra 20% en la alta y media. Y pese a que el mapa del fútbol argentino centra su actividad en la Capital Federal y Buenos Aires, en el interior mostraron mayor entusiasmo: 29% contra 24% del Gran Buenos Aires y 23% de la Capital.

En cuanto a las edades, aparecen algunas perlitas para destacar: entre los mayores, la diferencia es muy amplia: 40% contra 19%. En este último segmento (más de 65 años) River tiene la misma proporción que Independiente: un 19%. Entre los más jóvenes, Boca supera levemente a River con un 44% contra 39 por ciento.

Esto indicaría que, de hacer una proyección futura y pensar en los resultados de esta misma encuesta en 2006, se llegaría a una mayor polarización y con cifras más altas que las actuales. Hoy, Boca y River acaparan el 73% de las preferencias. Entre los jóvenes, el ¡83! Está claro: grandes son todos, pero algunos lo son muchos más.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?