Adiós a Mario y Marcelo

El próximo lunes Canal 7 emitirá el último programa del año
Natalia Trzenko
(0)
16 de diciembre de 2000  

Miami ya no será la misma. Después del próximo lunes, cuando Mario y Marcelo se despidan de la temporada 2000 de "Todo por dos pesos", las playas de la soleada ciudad norteamericana desde la que imaginariamente emiten el programa perderán algo de su brillo.

Después de un desalentador paso por Azul TV, el 1º de mayo volvió al aire en la pantalla de Canal 7, el ciclo de Ideas del Sur, la productora de Marcelo Tinelli. Este regreso transformó a Diego Capusotto y Fabio Alberti,y a sus criaturas televisivas, Mario y Marcelo, en el acontecimiento cómico de 2000.

Para cerrar un año en el que el éxito se midió más por el grado de contagio popular de muletillas como "¡Está bien!" o "¡Claro que sí!" que por el rating, la producción gastó algo más que dos pesos y organizó, para la última grabación, una fiesta con aire a celebración de fin de curso.

En el estudio 1 de Canal 7, escenario habitual del programa, se distribuyeron mesas alrededor de una pasarela rodeada de una variedad de muñecos inflables. Entre Papá Noel y un castillo de cuento de hadas que se empeñaba en desinflarse circulaban los personajes que durante el año participaron del ranking musical y los diferentes sketches. Los Moe y Larry criollos protagonistas del videoclip "Llamen a Moe" festejaban cada chiste desde su asiento y cuando las cámaras se apagaban caminaban saludando a todos y hasta aprovechaban para firmar autógrafos. Pasaron de ser extras a ser personajes televisivos en pocos meses.

La tribuna llena de adolescentes y chicos que en muchos casos no superaban los diez años parecía tener vida propia. El monstruo de muchas cabezas estaba atento a cualquier distracción de la producción para reclamar autógrafos de sus ídolos, Capusotto, Alberti y sus acompañantes, el doctor Dyango y Sushi. Los cuatro, vestidos con sus mejores galas, derrochaban entusiasmo como para dejar claro que la despedida es sólo por un rato, hasta el año próximo.Si bien aún no hay nada confirmado, todo indica que el ciclo seguirá en Canal 7.

Para mantener el clima festivo sin interrupción, el papel picado caía como lluvia persistente y la tribuna aplaudía al ritmo de las indicaciones del director. Todo estaba dispuesto para sostener la moral de una fiesta que, entre corte y corte, duraría hasta la madrugada.

Como en toda celebración que se precie, en la de "Todo por dos pesos" hubo invitados de lujo. Para interpretar el tema "La roncha de tu hermana" estuvo Rodolfo Zapata acompañado del dúo Los Patéticos. Más tarde sería el turno de Los Lecheros, que interpretaron su hit "Yo te daría de tomar toda la leche". Capusotto y Alberti aparecieron transformados en intérpretes de un grupo folklórico de largos cabellos y melodías melosas.

Para cerrar la noche, llegaron Los Pericos y al ritmo del reggae comenzó el baile general. La pista-estudio se llenó de jóvenes bailarines que luchaban a brazo partido para conseguir tocar a los protagonistas de su programa favorito. Las manos extendidas rodeaban al doctor Dyango, un señor mayor que con poca gracia y palabras titubeantes se ganó el aprecio del público. Su mejor personaje, Flavio Pedemonti, el futbolista destruido por una vida de excesos, esta vez faltó a la cita.

Mientras Capusotto y Alberti descansaban en su camarín, los invitados y el elenco esperaban pacientemente. Como en una fiesta de casamiento en el momento previo a que que lleguen los novios, el estudio comenzaba a perder su gracia hasta que volvieron ellos, Mario y Marcelo. Y llegó el momento de la reflexión final, la última oportunidad del año para preguntarnos: "¿Qué nos pasa a los argentinos? ¿Estamos locos?" La respuesta es que sí, probablemente los estemos, pero al menos "Todo por dos pesos" vuelve el año próximo para que nos riamos de esa locura.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios