El hotel Bauen, en convocatoria

(0)
8 de febrero de 2000  

Lugar de reunión inevitable para los políticos, el hotel Bauen entró en desgracia financiera. La sociedad de origen chileno Solari SA, que se encarga de su explotación, se presentó ayer en convocatoria de acreedores en el Juzgado Comercial número 9, a cargo del doctor Favier Dubois. El 6 de diciembre último la firma se declaró en cesación de pagos. Su pasivo ronda entre los 7 y los 8 millones de pesos.

El Bauen se encuentra ubicado en la avenida Callao 360, en Capital Federal, a pocos metros del Congreso. Fue construido en 1978, exclusivamente para el Mundial de Fútbol, en el tiempo récord de cinco meses, gracias a créditos otorgados por el desaparecido Banco Nacional de Desarrollo, propiedad del Estado. Cuenta con 222 habitaciones y nació como un cinco estrellas, luego degradado a cuatro. Su mentor fue Marcelo Iurcovich, que en 1997 firmó un boleto de compraventa con Solari SA, en una cifra cercana a los $ 12 millones.

"La consecuente escritura nunca se firmó porque Iurcovich nunca saldó su deuda hipotecaria con el Banade. Esto se transformó en un juicio que está parado en la Corte Suprema de Justicia desde hace cuatro años. Ahora esta persona nos reclama una deuda de $ 1,5 millón que generó nuestro ahogo financiero. En su momento, nosotros pagamos $ 5 millones del precio acordado y nos hicimos cargo de otras deudas por un monto casi similar", le dijo a La Nación Gabriel Jaijel, apoderado de Solari SA.

Consultado Iurcovich, afirmó: "La escritura nunca se firmó porque los compradores no pagaron el 50% del precio pactado. El juicio con el Banade lo ganamos en primera y segunda instancia. Además, mi deuda con el banco, de $ 4 millones, ya la cancelé". Según Iurcovich, la deuda de Solari SA ascendería a un total de $ 9 millones y el juicio es por los intereses de esa cifra.

El empresario es dueño del nombre Bauen, del appart-hotel sobre la avenida Corrientes 1856, que se llama Bauen Suites, y de otro emprendimiento hotelero en Brasil.

Por su parte, Jaijel puntualizó que el hotel Bauen, durante 1998, tuvo un nivel de ocupación del 70 por ciento y que los titulares de Solari quieren salir de su situación financiera y continuar al mando del inmueble.

En tanto, otra fuente del hotel agregó que a los empleados se les deben el sueldo de enero y el medio aguinaldo de diciembre.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?