ARI promete fondos para la niñez

Como parte de su plan, Carrió dijo que impulsará una asignación obligatoria También propone un subsidio para ancianos que no perciban jubilación Criticó el manejo del PAMI, el que calificó de "asociación ilícita bipartidista"
Jaime Rosemberg
(0)
24 de noviembre de 2002  

La candidata presidencial del partido de la Afirmación para una República Igualitaria (ARI), Elisa Carrió, prometió ayer que si gana las elecciones de 2003 establecerá una "asignación primaria obligatoria" para niños y ancianos sin recursos y que promoverá severas sanciones contra lo que denominó "el negocio de la salud en el país".

Como parte de un encuentro nacional de su agrupación, que debatió en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires su propuesta para los ámbitos sanitario y alimentario, la diputada chaqueña precisó los alcances del denominado "ingreso ciudadano para la niñez", una asignación de entre 60 y 100 pesos, por ser administrado por las madres para garantizar prestaciones de salud y alimentos para sus hijos.

Carrió también cargó las tintas contra las sucesivas intervenciones que manejaron el PAMI, la obra social de los jubilados. "No fue sólo Matilde de Menéndez. Se trató de una asociación ilícita bipartidista que succionó dinero en los últimos años para beneficio de unos pocos", disparó la candidata ante un centenar de simpatizantes, médicos y expertos en salud de todo el país.

En ese marco, cuestionó "a todos aquellos que conciben la salud como negocio" y prometió sanciones legales efectivas para terminar con los casos de corrupción. "Con nosotros se acaban la fiesta y el negocio", gritó.

Durante la jornada, que comenzó bien temprano y se extendió hasta el anochecer, representantes de distintas provincias calificaron de desolador el panorama del sistema de salud.

"No es que nos morimos menos, nos morimos lejos", afirmó la diputada provincial de Tierra del Fuego Fabiana Ríos, al calificar de "irracional" el manejo oficial de los fondos destinados al sector.

Los legisladores Carlos Giuliano (Formosa) y Carlos Esperanza (Misiones) también criticaron las políticas de salud de sus gobiernos.

Divididos en talleres, y coordinados por la diputada nacional Alicia Gutiérrez, los asistentes debatieron soluciones y propuestas alternativas sobre promoción de la salud, PAMI, obras sociales, políticas alimentarias, medicamentos y tecnología médica, hospitales públicos y salud mental.

Las conclusiones de cada grupo se sumaron a la propuesta original, presentada el 9 del actual en el teatro Coliseo e incluida en las denominadas Bases de Discusión Programática de ARI.

"Se trata de un modelo participativo, donde la ciudadanía interviene por medio de los sectores involucrados", dijo a LA NACION la diputada Gutiérrez, que también remarcó la importancia de los denominados centros de atención primaria que se prometen en el documento.

Gutiérrez se sumó a Carrió en sus críticas a la normalización del PAMI. "Proviene de un gobierno ilegítimo y ni siquiera escuchó la opinión de los jubilados", explicó.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios