Pudieron esclarecer un robo por una foto publicada en LA NACION

Una víctima identificó a su asaltante
Gustavo Carabajal
(0)
29 de noviembre de 2002  

A Miguel Angel Tuñinali, alias Miguelito, de 23 años, con antecedentes por robo, lo metieron preso merced a una foto que salió en el diario.

Según informaron fuentes de la policía bonaerense, una vecina de Adrogué lo reconoció en la imagen aparecida en el suplemento de Deportes de LA NACION, el 18 del actual, como uno de los dos delincuentes que, entre el 1° y 2 de este mes, protagonizaron dos asaltos con toma de rehenes.

Ambos episodios ocurrieron en dos viviendas situadas en Canale al 1000, de Adrogué, y la policía identificó a una de las propietarias de las viviendas como la familia Posse.

Ayer, por orden del juez de Garantías de Lomas de Zamora, Eduardo Tubío, y del fiscal Ricardo Bruzzone, efectivos de la Delegación Lomas de Zamora de Investigaciones Complejas, detuvieron a Miguelito en la avenida Juan B. Justo al 9200, en Liniers.

De acuerdo con las fuentes, se trata de uno de los dos barrabravas de Banfield acusados de ingresar en la tribuna popular de Vélez con un arma de fuego, durante el partido que el equipo del sur le ganó a Independiente, el 17 del actual.

A partir de la publicación de esta foto y de las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del estadio de Liniers, Miguelito fue identificado y detenido por una comisión de la comisaría 44a., dos días después del match, en la localidad de Villa Niza, en el partido de Lomas de Zamora.

Luego de pasar unas horas en la seccional 2a., de Banfield, Miguelito fue liberado debido a que los delitos que le imputaban en la cancha de Vélez, amenaza coactiva e infracción al artículo 3° de 23.184, también conocida como ley del deporte, tienen una pena uno a tres años de prisión y uno a seis años de prisión, respectivamente. Esto significa que al tener una pena mínima menor a los tres años, ambos delitos son excarcelables.

Pero unos días después, la señora Posse se presentó ante la policía con un recorte del diario donde aparecía la foto de Miguelito y dijo que el hincha que en la foto aparece a la izquierda del barrabrava que tiene el revólver en la tribuna, era uno de los dos delincuentes que la asaltó.

Esto ocurrió el 1° de este mes, minutos después de las 22, cuando los dos malvivientes interceptaron al matrimonio Posse en la puerta de su casa. Los delincuentes estaban armados y obligaron al matrimonio a ingresar en la vivienda, donde tomaron dinero, alhajas y electrodomésticos.

No conformes con lo que habían conseguido, se subieron al auto con el matrimonio de rehén y los obligaron a llevarlos hasta la casa del hermano del denunciante.

Allí privaron de su libertad a los dos hermanos, sus mujeres y a cinco adolescentes, dos de los cuales eran hijos del matrimonio dueño de casa y los otros tres, amigos de ellos.

Fuentes policiales aseguraron que los delincuentes golpearon a los miembros de la familia Posse y los amenazaron de muerte a pesar que no se resistieron al robo. El episodio terminó minutos después de las 5, cuando los asaltantes huyeron con 10.000 pesos, mil dólares, electrodomésticos y joyas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios